MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

sábado, 27 de junio de 2009

SÁBADOS LITERARIOS DE MERCEDES

DIARIO ÍNTIMO DE UNA NEVERA

-Vaya, ¿dónde me lleva esta gente?, no quiero separarme de mis compañeras, ¡ayudadme, no deseo marcharme!. ¡Jolín que viajecito!, este camión sólo pasa por baches, me duele todo. Menos mal, por fin he llegado, parece que la señora es simpática. Hombre, que bien, aquí tengo una compañera. Hola ¿cómo estás?. Anda parece que está llorando, ¿por qué lloras? Si también se la llevan, pobrecita; seguro que le buscarán otra casa.

Enseguida la nevera vio como la llenaban de los más variopintos alimentos, ella que hasta entonces olía tan bien, ahora no le gustaba mucho el perfume que despedía. Durante el día la abrían y cerraban constantemente, sobre todo unos niños que no paraban de coger embutidos de todo tipo. Lo peor de todo era, que a veces la colmaban tanto, que los alimentos se iban amontonando en el fondo y no se daban cuenta, gastando lo que había en primer término. Nada más cuando empezaba a desprender una olor algo nauseabunda, percibían estos alimentos. La pobre nevera no paraba de quejarse:

- ¡Dios mío que habré hecho para merecer esta tortura! Quiero volver con mis hermanas y mis antiguos amos, ellas me cuidaban más.

Así pasaban los días, las semanas, los meses, y todo seguía igual, incluso peor; pero lo que no sabía aquella pobre es que su vida iba a cambiar. Un día los dueños se fueron, y apareció una chica muy joven que se quedó en aquel piso. Nada más llegar, abrió la nevera y casi se desmaya. Cogió un cubo con agua, jabón y lejía y comenzó a frotar. --- -¡Qué gusto sentirse por fin limpia! -Pensó. Aquella chica le hizo cambiar su percepción del ser humano. La llenaba lo justo y la acicalaba a menudo. A partir de entonces se comenzó a sentir mejor en aquella casa, y poco a poco nunca más tuvo la necesidad de huir hacia otros mundos.

20 comentarios:

alfredo dijo...

...Es que no hay nada como la cultura del orden, el respeto y la limpieza, sólo que a veces para saborearlo mejor, es preciso pasar por fases de miseria humana, que desgraciadamente abundan mas de lo soportable.

Con suerte, a tu nevera le espera una buena vejez.

Besos

LUNA dijo...

Bueno, porque la historia la contó la nevera.... seguro que el resto diria algo parecido.
Y es que hay cada casa!!!!!!
Besitos

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

!!!Hay que creer en la juventud!!!
Que le dure el buen trato a tu simpática nevera, para ella pasaron los malos tiempos. Bsito, natalí

Any dijo...

Bueno que suerte! Por fin encontró una dueña como la gente que la limpia y la trata bien. Seguirá extrañando a sus antiguas compañeras ? Pobre!
un beso

Dorotea dijo...

Y colorín, colorado... Me encantan los relatos con final feliz aunque falten las perdices.
Muy entretenido tu cuento.
¿Me avisaste de tu participación y que estaba subida a tu blog? En ese caso, perdóname, las neveras móviles, portátiles y protestonas me traerían de cabeza si supiera dónde la tengo.
Un abrazo.

chonoman dijo...

Me alegro que por la nevera, si lo mejor es siempre una buena limpieza.
Bonito relato.
Besotes.
Paola.

JR dijo...

Una heladera que paso por todo en su vida, por suerte con final feliz.


Saludos.

rosa_desastre dijo...

Es curioso que los cacharros tengan corazoncito...estas neveras, (como cualquier ser humano) descontento de su suerte.
>>>Un beso

Carmen Andújar dijo...

Si Dorotea te avisé, claro como no lo he puesto hasta hoy, siempre lo pongo el viernes. Volveré a pasar por tu blog.
Gracias a todos y todas por vuestros comentarios. El descuido de las neveras a veces es crónico y cuesta mucho cambiar las costumbres.
Un beso a todos y todas

Maat dijo...

Al final, la nevera fue afortunada. No hay nada como una buena mano de limpieza. Por fin encontró su mundo.

Un abrazo.

Maat

gustavo dijo...

di0s mi0,,,las heladeras al p0derrr¡¡ cada vez l0 teng0 mas clar0, carmen andujar¡¡¡ si las heladeras...sí, las heladeras al p0der...quier0 ser heladera de ama de segunda clase, esa dE tu relat0
gracias, carmen andujar

XoseAntón dijo...

Pare que, al fin, la nevera encontró su alma gemela. Les deseo toda la felicidad del mundo y que las perdices no sean congeladas. :)

Bikiños

Mercedes dijo...

Enhorabuena, a tu neverilla. Si, al final, se merecía mejor destino y lo tuvo.
Me alegro.
Un abrazo de algodón impecable. La chica ha dejado la nevera de dulce.

Tèsalo dijo...

Si era joven y ademàs era muy limpia, es normal que se ilusione. ¡Pero siempre habrà comidas de invitados!

Carmen, un saludo,

Quien Sabe... dijo...

Perdoname por no pasar antes, pero me fui de boda el sabado y ayer estuve durmiendo todo el día, ya eso de acostarme a las 6 am como que no lo llevo bien.
Me alegro que a la nevera al final de cuentas haya encontrado una persona que la supo tratar.
Un beso! Que tengas buena semana!

Teresa Cameselle. dijo...

Anda, me estáis creando cierto cargo de conciencia. Creo que esta noche cuando llegue a casa voy a vaciar la nevera y limpiarla a fondo, jaja.
Muy bueno.
Un beso.

Carmen Andújar dijo...

Gracias a todos y todas por vuestros comentarios, es verdad que te da cargo de conciencia por la pobre nevera.
Un beso

Mercedes dijo...

Carmen, ya está tu testamento en la Web de Canal Literatura.

http://www.canal-literatura.com/BLOG/

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Q bueno q la nevera esta en mejores manitas!!
un beso

Mimí dijo...

Me estaba acordando de cuando aprendí a jugar al mus. Nuestros vecinos,un piso de estudiantes todo chicos, llevaban regulín lo de la limpieza de la casa, pero la nevera...¡Fatal! Así que en cuanto pudieron se jugaron la limpieza al mus y nosotras una mariscada. ¡Pobre nevera! ¡¡¡Ganamos las chicas!!!