MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 13 de marzo de 2019

ESTE JUEVES... RELATO

                                                             LIBERTAD
 
Sobre la palabra libertad la verdad es que se ha especulado mucho. Siempre se ha dicho que la libertad de uno empieza donde acaba la del otro. Es una palabra muy seria, y se utiliza más de una vez de una manera muy frívola, sobre todo ahora, donde la libertad de expresión está tan cuestionada.
Para mí la libertad es algo precioso que tiene muchas connotaciones. Muchas veces pienso, querría tener la libertad de un pájaro, volar, sentirme ligero, que la gravedad no fuera un problema, seguro que me dolerían menos los huesos, los músculos, en resumen todo el cuerpo, ahora, tal vez  tendría otros problemas, flacidez, etc...
También se habla mucho de la  falta de libertad de una persona, estar en la prisión merecido o no merecido, unas prisiones que la verdad solucionan poco los problemas de  delincuencia. Se les supone que están para reinsertar los delincuentes y la verdad es que no lo hacen demasiado, castigan pero no reinsertan, esto es bien cierto, años y años que no les devuelve nadie y cuando salen viene lo siguiente, el regresar a la normalidad; pero casi nunca llega esa normalidad, al menos llega en pocos casos. Aquí la libertad se convierte en lo más preciado que tiene el ser humano; aunque a veces no se aprecie hasta que se pierde. Es difícil solucionar los problemas de la delincuencia sino es por medio de la cárcel. Esta discusión daría para una tesis doctoral, y ni yo ni muchos de vosotros sabrían como hacerlo; sin embargo si nos damos cuenta  que tal como está montada la sociedad, las prisiones solucionan poco.
Acabo  diciendo una frase del escritor británico George Orwel: “Si la libertad significa algo, es el derecho de decir a los demás lo que no quieren oír”
 MÁS RELATOS EN CASA DE INMA

miércoles, 20 de febrero de 2019

ESTE JUEVES...RELATO

                         JE T'AIME...MOI NON PLUS
 
París por muchos llamada la ciudad de la luz, la ciudad del amor, en fin una villa que no dejaba a nadie indiferente. Precisamente por eso Juan decidió darle la sorpresa de su vida a Laura, su novia, comprándole un billete para dos a París. Las cosas últimamente no iban muy bien en la pareja, pequeñas desavenencias que les hacía dudar muchas veces de su amor.
Cogieron un vuelo directo de Barcelona a París y llegaron al hotel sobre las siete de la tarde del sábado. Un sábado donde el calor casi se podía cortar, no era normal en la capital de Francia. La habitación del hotel era preciosa, con unas excelentes vistas a la torre Eiffel, Laura observaba; pero no abría la boca hasta que Juan le dijo:
-         ¿Te gusta?
Ella sin mucho entusiasmo le dijo: --Si claro.
De pronto Laura miró a Juan y le comentó: ¿que te parece si cenamos en la Torre Eiffel?
Juan no se lo esperaba y solo pudo decir un tímido sí.
A las nueve se presentaron en la segunda planta de la torre en el restaurante Jules Verne, de gran renombre y con unas increíbles vistas de todo París. Cenaron grandes exquisiteces, vieron París a la luz de la luna, era todo una visión. Se cogieron de las manos y Laura le dijo a Juan: ¡Je t’aime Juan! Esa frase retumbó en la cabeza de Juan, sonaba poética y como nunca sintió a Laura expresar sus sentimientos. Él solo alcanzó a decir: -Yo también a ti.
Pagaron la cuenta y cuando bajaban por la primera planta, Laura había oído nombrar unos baños nuevos que inauguraron hacía poco, decían que eran una preciosidad, y  solo tenían vigilancia cuando la masa turística era muy grande. Cogió a Juan de la mano y lo introdujo en uno de esos baños, con las paredes de un rojo veneciano precioso, aquello le atraía muchísimo. Casi sin pensarlo lo tiró hacia la pared y en menos de un minuto estaban allí desnudos haciendo el amor desaforadamente, como nunca lo hicieron, con la adrenalina subida  pensando que alguien los podía cazar. Fue algo maravilloso, algo tan diferente que abrió sus canales de energía al máximo y fueron los seres más felices de la tierra.
Cuando acabaron, con sumo cuidado se vistieron y en silencio salieron de aquel espacio tan singular, llegaron al hotel y nuevamente en la cama repitieron acariciándose cada parte de su cuerpo hasta que poco a poco llegaron a ese clímax tan deseado, y ya  exhaustos quedaron profundamente dormidos, con aquella frase resonando en la cabeza de Juan: ¡Je t’aime!
 MÁS AMOR EN CASA DE BUFÓN

miércoles, 13 de febrero de 2019

ESTE JUEVES RELATO...

                            LA FUERZA DEL AMOR
 
Aquella niña tímida con gafas, la verdad es que el primer día que entró en el instituto  lo hizo con pocas ganas, no le gustaba ir a un centro nuevo, se sentía pequeñita, con tantos niños alrededor que no conocía, nada más que a dos o tres niñas con las que no se llevaba muy bien, porque eran muy pijas y no le gustaban; pero bueno, lo mejor es que empezaba una etapa nueva en su vida, muchos más profesores  y asignaturas que nunca había oído nombrar como la tecnología, igual le gustaba.

Ella nunca se fijó mucho en los niños, los encontraba muy brutos y poco sensibles; pero aquel día si que se fijó en uno, era como ella pero en niño, apartado del grupo y pensando en las musarañas, no parecía que hiciera mucho caso de las clases. Poco a poco esa curiosidad se convirtió en algo más, hasta que un día se sentaron juntos y comenzaron a hablar, tenían muchas cosas en común, les gustaba leer libros de fantasía y también dibujar.

Sin darse cuenta acabaron los estudios y Alba y Sergio que así se llamaban se convirtieron uno en la sombra del otro; pero como eran tan tímidos no pasaron de ser buenos amigos. Él se fue a la universidad a estudiar Diseño y ella Sicología y aunque al principio se llamaban a menudo, e incluso quedaban y hablaban de sus experiencias en la universidad, poco a poco perdieron el contacto

. Al cabo de cinco años Alba salió con unas amigas a la discoteca, no le gustaba mucho;  pero la convencieron y se dejó llevar. Se sentó al lado de la barra, tanto ruido no le iba., no se podía ni hablar. Empujada por sus amigas salió a la pista y comenzó a bailar. De pronto cambió la música a lenta y Alba se empezó a retirar, sin darse cuenta chocó con un chico, se dio la vuelta para pedirle perdón, se miraron y una chispa saltó, era Sergio y estaba guapísimo, había cambiado mucho. Como si cada uno dispusiera de un imán que los atraía, se agarraron y comenzaron a dejarse llevar por aquella música que los balanceaba.

A partir de ese día no se separaron nunca más, Sergio era el hombre de la vida de Alba y Alba era la mujer de la vida de Sergio. La timidez por fin quedó a un lado y un suave beso selló su amor eterno.
 https://soundcloud.com/carmen-andujar-zorrilla/my-recording-12
Este enlace va a parar a un audio mío, a ver si os sale.
MÁS FUERZAS DEL AMOR EN CASA DE PEPE

miércoles, 23 de enero de 2019

ESTE JUEVES...RELATO

                                                  RELATO CON REGLAS
Dorotea nos propone un relato con reglas, y esas reglas consisten en un paquete con tres palabras y una letra, nos da diferentes paquetes y hemos de escoger uno, yo he escogido el siguiente:
G
Doblete
Egoísta
Finanzas   

 
GOTA MALAYA

Aquel día me había despertado con un fuerte dolor de cabeza, mi cuñado estuvo toda la tarde calentándomela como una gota malaya, que si el dinero de la herencia nos debíamos de repartir así o asá, era insufrible. A mí la verdad es que me daba un poco igual, no eran mis padres; pero tampoco estaba bien que día si y día también intentara convencer a los demás que la mejor manera de repartirnos ese dinero  era realizando  una inversión; pero ¿De qué inversión me hablaba? Era el peor sujeto en finanzas que había conocido durante toda mi vida. La verdad es que nunca le salió bien ninguna. Una vez nos dijo que participáramos en un negocio fabuloso según él, que como mínimo haríamos el doblete de lo que invirtiéramos, casi nos convence, quería que pusiéramos dinero en unas pelotas que daban unos saltos espectaculares y que serían el juguete de moda de los niños, seguro, se había informado bien. Yo no me fié, se lo dije a mi marido que estuvo de acuerdo, y menos mal que no entramos en ese negocio, el pobre lo perdió todo. Al principio parecía que iba bien y  yo me alegraba; sin embargo después vinieron los problemas, algunas de las pelotas estaban defectuosas y comenzaron a provocar accidentes a muchos niños, roturas de piernas, dislocaciones, y menos mal que no murió nadie, en fin un lío de tres palmos de narices, y es que en el fondo mi cuñado era un poco egoísta, cuando se le metía algo entre ceja y ceja, como digo, se convertía en la gota malaya hasta que lo conseguía; pero no, conmigo lo llevaba claro nunca cedería, aunque no respondía por los demás, según  el aguante que tuvieran, de momento me voy de vacaciones y  cuando regrese seguiremos hablando.
MÁS RELATOS CON REGLAS EN CASA DE DOROTEA
 

miércoles, 16 de enero de 2019

ESTE JUEVES...RELATO

                           COLLAGES TEMÁTICOS
 
Laura salió a pasear por el bosque, lo tenía muy cerca de casa, le encantaba mantener contacto con la naturaleza, era como enraizarse en un lugar donde la madre tierra le daba la bienvenida. De pronto se le apareció un gato negro: - Vaya, pensó la mala suerte me va a  acompañar. Pero después se le olvidó aquel pequeño incidente que la zozobró por un instante. Siguió paseando y más adelante le pareció que algo se movía entre las hojas, que hizo que se planteara seriamente regresar, aún así continuó su marcha; pero aquello que se movía comprobó enseguida que era alguien diminuto con un gorro rojo y una barba blanca larguísima, vamos lo que todos entendemos por un nomo. Se paró frente a ella y le dijo:

      -    La naturaleza está llegando a su fin, vosotros los humanos la estáis destruyendo.

Laura se quedó patidifusa, ella no destruía nada; pero bueno dejaría que aquel ser siguiera hablando.

-         Tu te vas a encargar de escribir un libro donde denuncies todo esto, nosotros te ayudaremos.

-         Hombre, no sé si sabré llevar a cabo tan gran hazaña.

-         Si, no te preocupes, nosotros te conferiremos unos poderes y todo será pan comido.

Enseguida casi sin darle tiempo a abrir la boca, aquel pequeño nomo desapareció.

Llegó a casa y pronto se dio cuenta que allí había pasado algo. En la jaula su pajarito no se movía, lo tocó y vio que estaba muerto. Entonces sintió claramente que debía de escribir aquel libro, lo haría sin dilación.

Aquella habitación estaba rodeada de toda clase de amuletos, tres puños de hierro, un cuadro de un arlequín, un trébol de cuatro hojas, una pata de conejo, una herradura, dos collares, uno que se compró en  su pueblo, y otro en un mercadillo cuando estuvo en Berlín, con un colgante de un águila, como  recuerdo de la antigua zona del este y un  puñal que compró en una feria de Toledo. Con todo esto era imposible que tuviera más mala suerte. Allí al lado de su lamparita favorita se juró a sí misma que escribiría el libro más fantástico de todos los tiempos, donde la naturaleza sería su protagonista con todos los seres visibles y no visibles que la habitan. Cogió aquel bolígrafo tan especial que un día le regaló su hija y comenzó a escribir.
MÁS COLLAGES EN CASA DE NEO

miércoles, 9 de enero de 2019

ESTE JUEVES...RELATO

                                           DESEOS Y BUENOS PROPÓSITOS
 La verdad es que yo me propongo pocas cosas; pero una de ellas, en la que soy reincidente, es adelgazar. Normalmente no lo consigo, o si lo consigo es un poco y después vuelvo a lo mismo. El caso es que empiezo muy bien, después me relajo y acabo mal.
Otro deseo que siempre me propongo es el de leer y escribir. Estos dos los cumplo a medias, el trabajo me quita muchas horas y el cansancio hace todo lo demás.
Y yo me pregunto: ¿Qué son buenos propósitos? Pensar, hacer, o pensar y hacer a la vez. Porque pensar pensamos mucho; pero realizar poco. Es fácil pensar, imaginar sale barato y en este caso solo te comprometes tu. Sería bueno que estos propósitos los publicáramos, así nos daría un poco de vergüenza no cumplirlos. Si, creo que el próximo año publicaré mis buenos propósitos, a ver que sucede.
MÁS BUENOS PROPÓSITOS EN CASA DE INMA

jueves, 29 de noviembre de 2018

ESTE JUEVES...RELATO

                                            HISTORIAS EN BLANCO Y NEGRO
                              UN OBJETO DE LO MÁS EXTRAÑO

 
Era por 1940, hacía poco que se había acabado la guerra. Angel  y sus once hermanos les gustaba correr por los campos de Extremadura, y jugar, y que mejor juego que la guerra, era lo que hasta hacía pocos años les vieron hacer a los mayores. Tomaban prestados cascos de algún familiar suyo y se fabricaban pistolas y fusiles de madera, con ramas de árbol y cuerdas para aguantar todas las piezas. En sus mentes inocentes, intuían todas las penurias que pasaron sus padres para sacarlos adelante, en una época tan convulsa como fue aquella, por suerte eran muy pequeños y casi no recordaban aquellos momentos de escasez y hambre, hambre que con la posguerra no disminuía demasiado porque contaban con las cartillas de racionamiento que les llegaba justo para comer. Sus mentes infantiles, como si fuera  un escudo protector, tenían la capacidad de hacer desparecer todo lo malo, y que mejor antídoto para ello que el juego.  
En esa época era muy frecuente encontrarse bombas, granadas y otras armas,  que no explotaron en su momento, y se encontraban desperdigadas por todas partes. Poco a poco se iban recogiendo; aunque aún quedaban muchas. Y una de esas por desgracia fue la protagonista de esta historia. Ángel encontró algo que parecía una piedra, un poco más redondo, lo cogió y se lo enseñó a los tres amigos que iban con él. A todos les pareció muy atractivo, pesaba mucho, y pensaron que era una piedra muy extraña. Ángel la movió con la mano, parecía que tenía algo dentro, y la curiosidad pudo con ellos. Agarró una piedra y empezó a golpear aquel objeto  tan raro; pero no se abría, sin embargo  no se dieron por vencidos, agarraron una piedra más grande y empezaron a golpear más fuerte,  y en ese momento, una explosión les hizo saltar a los cuatro por los aires, Todos heridos, uno la espalda llena de metralla, Ángel con dos dedos sangrando, con dos falanges menos, a otro le alcanzó al ojo y el cuarto fue el herido  más leve. , solo unos cuantos rasguños. Por suerte ninguno murió; pero el susto y el disgusto para sus padres fue enorme,   Desde luego  como dice el refrán, nunca más jugaron con fuego.
Este es un homenaje a mi padre y tantos niños que no tuvieron la suerte que él tuvo y no solo perdieron las falanges de dos dedos, sino que fallecieron víctimas de todos aquellos objetos maléficos de una guerra, que dejó miles de familias fragmentadas y rotas de dolor.
MÁS FOTOGRAFIAS EN BLANCO Y NEGRO EN CASA DE INMA