MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 19 de enero de 2011

ESTE JUEVES UN RELATO




¿NOS IMPORTA LO QUE OCURRA MÁS ALLÁ DE NUESTRAS FRONTERAS?

Chaimay ha decidido ir a la manifestación en contra del presidente Ben Ali, no tiene nada que perder. No tiene trabajo, ni sus hermanos tampoco, y cuando se ha enterado de los millones que tiene el presidente, no ha podido aguantar más, ¿Cómo es posible que ellos sean tan pobres y este hombre nade en la abundancia más absoluta? Es tal la humillación que sus pies han obligado a su cabeza ha ponerse en marcha y acabar con tanta injusticia. Como ella, muchos decidieron hacer lo mismo, y la manifestación se convirtió en multitudinaria, seguro que conseguirían desalojar a ese dictador. Han vivido bien engañados todos estos años, ya es hora que llegue la democracia. Parece que el ejército está a su favor, seguro que también se han enterado de lo que acumula el tipo y no quieren ir en contra de su pueblo
Mientras tanto, en la televisión pasan imágenes de las manifestaciones que suceden en las calles de la capital. Al otro lado del televisor muy lejos de allí, en Barcelona concretamente, una familia come y ve las noticias. La madre, Carmen, cuando las oye se sorprende:
- ¿Túnez?, vaya, yo pensaba que en ese país se vivía mejor, como es tan turístico.
El padre responde:
- Pues ya ves que no, otro dictador como tantos aprovechándose de sus semejantes, para él vivir como un maharajá.
Sólo ha sido un simple comentario, después todo se olvida, está lejos y ellos también tienen problemas, en realidad no se preocupan, hay demasiados países con conflictos semejantes, uno más no importa.
Mientras, en aquella manifestación, Chaimay grita consignas a favor de la democracia, la libertad y fuera el gobierno. Tienen suerte, el ejército está cerca pero no interviene, les dejan hacer. Hay mucha gente, ya están cansados de tanto ceder y aguantar, pasan hambre y no les solucionan sus problemas. Cuando acaba la manifestación, un periodista extranjero se acerca para hacerle unas preguntas, ella no tiene miedo y responde con soltura. Más tarde ya en su casa, le llama el mismo periodista y le convida a una conferencia que se hará en Barcelona sobre la situación de Túnez, le pagarán el viaje y podrá contar todo lo que quiera. Con ayuda de éste, consigue un visado y viaja a Barcelona.
La sala de actos de la universidad de Barcelona esta llena a rebosar, quedan unos minutos para que comience la conferencia de Chaimay, sufre un poco de vergüenza; pero le han dicho que sea natural y todo saldrá bien. El rector de la universidad la presenta y empieza la conferencia. Con soltura Chaimay describe la situación que vive su país y sobretodo de las mujeres que son luchadoras, a muchas las amenazan, a algunas las intentan criminalizar llamándolas traidoras. Hace poco a una abogada le pusieron un líquido inflamable en su coche, por suerte no pasó nada; pero podría haber explotado, alguna compañera suya protagonizó una huelga de hambre, incluso una llego a los cincuenta y dos días. Después de que un compatriota suyo se quemara a lo bonzo, al quitarle la policía todo lo que tenía, la situación se volvió insostenible.
En los asientos, Laura escuchaba con la boca abierta el relato de esta chica de no más de veinte años, que había vivido más que ella y su madre juntas. En un país que sus gobernantes no les importaba el pueblo lo más mínimo. Su expresión cambiaba por momentos oyendo aquellas palabras llenas de fuerza que provocaban en ella una sensación de inmensa indignación. De vuelta a casa, no pudo por menos que comentar con sus padres lo que acababa de vivir, éstos que eran aquellos que enfrente del televisor no fueron capaces de hacer más que un breve comentario, ahora miraban a su hija atentos a todo lo que acababa de escuchar de boca de uno de los protagonistas de aquella manifestación. La hija les abrió los ojos, esas personas eran igual que ellos, con unos problemas que ellos mismos hace tiempo vivieron, y que creían olvidados desde que murió el dictador. Ahora, algo se movió dentro de su ser, quizás les haría cambiar la actitud frente a tantos acontecimientos que ocurren más allá de nuestras propias fronteras.

21 comentarios:

San dijo...

Carmen, desgraciadamente situaciones así se ha vivido en nuestro pais,¿como no va a importar?¿como no vamos a entender? Yo no lo he sentido en mis carnes, pero si mis abuelos, mis padres.
Lo hombres meremos vivir en paz y con dignidad.
Besos.

LUNA dijo...

Carmen, es la eterna historia de la humanidad...
Lo que yo me pregunto es ¿por qué?
Por qué tiene que repetirse una y otra vez, por los siglos de los siglos...

Demoledor...
Besitos, querida amiga.

Natàlia Tàrraco dijo...

CARMEN, te aplaudo de corazón amiga. El relato que no expresión de opiniones, se mete dentro, se zambullen en Túnez con la chica, como ellas más, rompes los tópicos, aclaras,te implicas hasta llevarnos a Barcelona, donde por fin otra chica, se entera de lo que pasa en Tunez.
Comparto al cien por cien la esencia de este bello relato que abre puertas a las realidades que suceden aquí, allá, por ejemplo en Túnez.
Más cosas compartiremos pasado mañana, ptons molts.

Primavera dijo...

Una historia que se repite a pesar de que deberia ser un ejemplo a no seguir, no sirve de nada el mundo hay conflitos por nuestra culpa.
Primavera

CAS dijo...

Si este jueves ha de servir para que reaccionemos: bendito sea.
Tu relato suma.
Tu relato asume protagonismo.
Tu relato me despabila.
Por ello, gracias.
Un fuerte abrazo, aunque escasa recompensa, es lo que te ofrezco.

Verónica Marsá dijo...

Nada ha cambiado, salvo los términos de uso social, desde que murió el dictador. ¿Libertad de prensa? Ja. ¿Libertad de expresión? Ja. ¿Democracia? Jaaaaaa! Gobierno del pueblo llaman a la democrácia, qué pueblo, el que en tiempos de crisis creciente pasa los fines de semana el los centros comerciales y pone la banderita española cuando llega el mundial? Ese pueblo? Ja.

Mucho tendríamos que hablar sobre prioridades, sobre hijos de la patria, guerras civiles, dogmatismos, bienestar social, jornadas de 18 horas...

Buen tema y muy bien planteado, amiga.

Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Gracias a todas, he intentado implicarme un poco, es dificil cuando no es a ti a quien te pasa; pero tenemos más en común de lo que pensamos; siempre es bueno hablar si nos hace reflexionar.
Natali hasta el sábado.
Un beso a todas

Tésalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tésalo dijo...

Una imagen de unas gentes con chilaba, no se corrsponde mucho con una realidad. La de una sociedad, la tunecina en cambio profundisimo.
He leído con una gran sastisfacción tu texto.
Cambios polìticos significa una manera de hacer las cosas ya distinta.
Democracia es respeto a los demás, pero además, es aceptación de innovaciones.
¡Ciudadanía global, eso llegará!

Tésalo

Ceci dijo...

Me gusta ese giro que tiene la esencia de tu relato. Esa insistencia en que el problema no queda en su lugar de origen. No! te llegua, te toca la puerta y se te para enfrente para que te enteres y te obliga a que al menos le dediques un pensamiento profundo!
Nada que no sepamos, nada nuevo hay que pueda decir sobre las cuestiones del mundo. Simplemente que tu relato llega y cala.
Besos

alfredo dijo...

Un buen recorrido para que el tema vuelva de nuevo encima de la mesa.

Y es que cuando se mete el dedo en la llaga, cuando te manchas de sangre, la realidad se presenta como más inmediata.
Con todo pasa lo mismo, pero hay tantas llagas... y sólo tenemos 10 dedos.

Buen relato Carmen, un beso.

V.Nas dijo...

Quién podría analizarlo en profundidad? La realidad es que la historia del hombre parece girar en un circulo vicioso del que jamás se aprende nada. Se cometen los mismos errores una y otra vez... hasta que no seamos capaces de dolernos todos cada vez que a algun ser humano " se le pise un dedo" no aprenderemos lo más esencial que es a navegar en el mismo barco.
V.Nas

Carmen Andújar dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Desde luego que es bueno poner sobre la mesa estos temas, porque muchas veces nos quedamos cómodos en nuestro sillón y no vemos más allá de nuestras narices.
Un abrazo

Medea dijo...

Triste la situación de Túnez hasta ahora y digo hasta ahora porque siempre albergo esperanza, quizás en esta ocasión puedan...no sé, me gustaría pensar que si. Las dictaduras...es como si Túnez llevara un retraso de 60 años sobre los países occidentales. Quizás ahora la justicia, la igualdad y otras posibilidades lleguen a ellos. Buen tema para poner sobre la mesa, para hablar con los hijos que son el futuro, quizás en manos de ellos se puedan hacer de verdad bien las cosas. Es importante que a ellos les importe lo que pasa al otro lado de nuestras fronteras.
Un beso y muchos cariños

maria jose moreno dijo...

Deseos y más deseos, recojo de tu relato. ¡Ojala! funcionara así la cosa. Y si es cierto, me alegro de que a alguien se le movilizara algo por dentro. Eso e smuy sano.
Besos Carmen

IRLANDA dijo...

Carmen mañana nos conoceremos,tengo ganas, solo he leido esta entrada, pero a partir de ahora ya tienes una seguidora más, me has invitado a tú casa y pasaré amenudo por ella, pues me he sentido muy agusto.

Petonets i fins dema

El Desván de la Memoria dijo...

Hola, Carmen:
Gracias por incluir la información del curso de Majadahonda.
Enhorabuena por tu relato, y a todos los que participan en esta iniciativa de los jueves literarios.
Un abrazo,
Ramón Alcaraz

gustavo dijo...

desde hace ya mucho tiempo, carmen, que soy capaz de comer y de mirar el telediario...desde hace ya mucho tiempo que paso del telediario por que, no es que me cause sensaciones fuertes, si no que me aburre el cúmulo de malas noticias...desde hace ya mucho tiempo me he percatado del sesgo de las informaciones en los telediarios, desde hace ya mucho tiempo que me pregunto por qué no se ocupan de países ocultos a la información...(africa, por ejemplo, hispanoamérica)desde hace ya mucho tiempo que me he percatado que en realidad somos, soy, como uno de esos hijos de ricos del mundo, como un hijo de príncipe, que el único mérito que tiene es el de haber nacido de buena cuna, aquellos de padres ricos, yo de país rico...
un beso, carmen.

Carmen Andújar dijo...

Gracias a todas, espero que el mundo cambie y nosotros aportemos un pequeño grano de arena.
Un abrazo

Matices dijo...

Buenas Carmen, vengo tarde pero estoy aqui ya... Creo que se abre una oportunidad para este pais, podría ser el primero de muchos. Se que son utopias, pero pienso que no debemos perder la esperanza.

Pienso que estos relatos nos han llevado a reflexionar. Me ha gustado el planteamiento que has dado

Besos

Carmen Andújar dijo...

Gracias Matices. Es verdad, aunque sea poco lo que aportamos, nos sirve para reflexionar.
Un saludo