MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 21 de diciembre de 2011

ESTE JUEVES UN RELATO



CUENTO DE NAVIDAD

EL BANCO

Aquella noche el frío era más intenso que de costumbre, sólo había podido conseguir una manta para pasar toda la noche en aquel banco, iba a ser bastante duro. Desde que se quedó sin trabajo, las cosas fueron de mal en peor, los ahorros se acababan poco a poco. Su mujer y sus dos hijos, no pudieron aguantar más y él mismo los envió con sus suegros, ellos no tenían mucho; pero lo podían compartir. No le duró demasiado la tranquilidad, incapaz de pagar la hipoteca lo pusieron de patitas en la calle. No disponía de dinero ni para comer y a partir de entonces no le quedó más remedio que alimentarse de la caridad, la calle se convirtió en su hogar, y un banco su cama.

Corría el rumor entre los sin techo que una patrulla de la cruz Roja pasaba por las noches, para dar a los indigentes un poco de café caliente o leche, y le proponían ir a un albergue; pero no, hace un tiempo lo probó y no le gustó, era un régimen muy estricto y se sentía muy ligado, por lo que decidió no regresar; sin embargo esa noche el frío era tan intenso, que tal vez si se lo volvieran a proponer, quizás diría que sí. Aquel frío no se le iba con nada, le penetraba en los huesos, y no podía dejar de tiritar y dentellear, y por lo que parecía, estos de la cruz roja no daban señales de vida.

Eran casi las doce de la noche y María venía de trabajar en un hospital de la zona. Al pasar delante de Mateo -que así se llamaba aquel pobre hombre- se lo quedó mirando fijamente con curiosidad, temblaba constantemente. Era Noche Buena y la estaban esperando para degustar una suculenta cena que sus suegros le habían preparado; pero no podía dejar de mirar aquel pobre hombre, ¿cómo era posible que estuviera en ese banco con el frío que hacía? Se le removía la conciencia, le era imposible dejarlo allí, porque con ese tiempo, tal vez al día siguiente no existiría. Decidió acercarse con prudencia, le tocó el hombro. Éste sobresaltado miró a aquella chica extrañado, ¿no querría reírse de él? Lo que le faltaba, no lo consentiría, así que le dijo:

-¿Qué quiere?

-Me gustaría que me acompañase a casa, aquí el frío es insoportable.

-¿Cómo? ¿Si no me conoce de nada?

-Tiene razón; pero eso no importa, no lo dejaré pasar esta noche sólo y muerto de frío

Mateo no sabía que decir, nunca le pasó nada semejante, ¿será verdad eso del espíritu navideño?. Después de hacerse de rogar, - no quería demostrar las ganas que tenía de estar en un hogar- cedió ante la petición de aquella joven.

La casa no se encontraba muy lejos. Cuando llegaron, la familia lo miró algo recelosa al principio; sin embargo María los convenció fácilmente, diciéndoles que mientras ellos estaban comiendo en una casa con calefacción, encerrados en si mismos, aquel pobre hombre pasaba frío en un banco de la calle. Recapacitaron, y lo acogieron sin hacer preguntas. Celebró la navidad con toda la familia, cantó villancicos e incluso durmió aquel día en una cama; y aunque al día siguiente todo iba a seguir igual, en ese momento se divirtió con toda la intensidad del mundo, asimilando lo que le acababa de pasar.

Al día siguiente regresó a su banco dispuesto a sobrevivir nuevamente; pero ese ,mismo día la chica también volvió a su encuentro; aunque no con las manos vacías. Por la mañana comentó en el trabajo si disponían de alguna vacante y le dijeron que si, un puesto de celador quedó vacío, tendría que hacer un curso eso sí; y si lo superaba el puesto era suyo.

Un solo día hizo cambiar la vida de Mateo. ¿Sería verdad que en Navidad todo es posible? A él desde luego le estaba sucediendo, y esperaba que esa suerte durara muchos y muchos años.;

25 comentarios:

Atalanta dijo...

Eso si es un pedazo de milagro y como estas fechas son mágicas, te parece Carmen que lo multipliquemos por 5 millones?

Una vez puesta, pues felicidad para todos/as.

Lo quedaríamos por que se hiciera realidad tu cuento de Navidad.

Besos personalizados para ti.

Carmen Andújar dijo...

Desde luego que si, ójala así sea.
Feliz navidad Atlanta
Un beso

IRLANDA dijo...

Amiga, es un verdadero cuento de Navidad, y de los buenos, porque se cumple un imposible. En esta época que vivimos, no hay puestos de celadores, con los dichosos recortes, los echan...pero sabes, lo que si es verdad, e ilumina esta Navidad, la solidaridad, como la que posee la enfermera de tú historia, eso SI!.
Estamos como más concienciados y gastamos menos y ayudamos más.
Feliz Navidad, un bonito cuento has escrito, como ha dicho Atalanta, lo multiplicamos?...
Petonets

The Mataos of Arroyo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

La solidaridad es uno de los principios humanos más bellos y que, el capitalismo, desprecia. Déjemos de creer menos en esa "Mano Invisible" y más en personas como las que has descrito aquí, en personas sencillas como una enfermera. No hay que ser rico para poder dar, sólo que hay que ser humano, con eso basta.

Feliz Navidad para tí y toda tu familia

Verónica Marsá dijo...

NO hace falta inventar nada, la realidad supera los cuentos, amiga.

Nosotros no tenemos suegros dispuestos... ¿Alguien sabe de un puesto vacante donde sea?

Un beso.

Neogeminis dijo...

Un pequeño gesto puede desencadenar una catarata de buenos augurios. Es así...sólo hay que animarse a estar dispuesto y dar el primer paso!


Una muy aggiornada historia navideña...lamentablemente ese puede ser el retrato actual de muchos desamparados.

Un abrazo prenavideño!

Lola y Mari Carmen Polo dijo...

Así son los cuentos de navidad, llenos de amor, solidaridad y buenos deseos.

Un abrazo y felices fiestas

Lola

Carmen Andújar dijo...

Gracias Verónica, Irlanda, Loli y Mª Carmen, Juanma y Mónica. Es verdad que ahora no hay puestos de celadores; pero a veces suceden los milagros, pocas veces pero suceden. Verónica, quizá la suete puede cambiar.
Un beso a todos y todas

Juan Carlos dijo...

Primero me uno a lo dicho por Atalanta.
Luego,felicitarte, este es un verdadero cueno de Navidad, con la magia de estas fechas. Creo que hay muchas personas capaces de ser solidarias como tu protagonista.
Un abrazo fuerte para ti y para Andrés y el deseo de mucha felicidad en estas fiestas.

CAS dijo...

Me has hecho emocionar. Uno quiere creer que estas cosas son posibles. Tal vez deberiamos de algun modo comenzar por hacerlas posibles nosotros...


Un beso enorme querida Carmen, feliz navidad para ti y tu familia, y a cantar mucho en noche buena,que es noche de paz, noche amor.

Pepi dijo...

Carmen, creo que al igual que yo te gustan los cuentos con finales felices, al menos en Navidad. Me gustó bastante, ojalá hubiese trabajo para todos, ese sería el mejor regalo en estas fechas.
Un abrazo y Feliz Navidad.

Natàlia Tàrraco dijo...

Ayyy qué suerte para Mateo.
Carmen si lees el cuento de Mar verás que se parece.

No es la caridad falsa de "ponga un pobre a su mesa esta navidad" de la peli "Plácido", aquello era cinismo repugnante, mezquindad, era quedar bien entre ricachones, era una denuncia de Berlanga de las más acidas.

Lo que me cuentas es un gesto cariñoso, verdadero, es un milagro poco visto, es Fortuna dando trabajo a Mateo. Hay tantísimos Mateos de todas las razas y colores.

Carme amiga, has dado el toque humano, cariñoso, esperanzador que no suele ocurrir en estas fiestas. Gracias, besitos, alegría, suerte, creatividad para ti y los tuyos.
Petons, espero que ens veurem aviat.

Pepe dijo...

Carmen: Hace dos años escribí un cuento de Navidad muy parecido al tuyo que me ha encantado, los valores de solidaridad, de desprendimiento de amor al semejante, se destacan en tu preciosa historia.
Si los humanos tuviéramos esa prioridad de valores, otro gallo nos cantaría.
Que la felicidad sea tu fiel compañera durante toda tu vida.
P.S. Por si te apetece leer el cuento que te menciono, este es el vínculo:

http://seyoalal.wordpress.com/2009/12/21/cuento-de-navidad/

San dijo...

A Mateo se le aparecio un Angel, tal vez el angel era Ana, la protagonista de mi cuento jejeje, y es que en navidad los días son pura magia.
Un abrazo y mucha felicidad en estos días.

Tésalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tésalo dijo...

Sí, existen esas gentes que te ayudan. Pero hay miedo a las distancias cortas.
Yo mismo soy cobarde pues a veces pasan cosas...
En cuanto a frío, no es lo mismo si tienes o no tienes algún sitio, si comes o no comes comida cocinada.

La nochebuena en casa se anuncia en este año en cuanto a gastos voluntariamente contenida.
En la parroquia nos dan puntualmente las cifras de lo que se recauda.

Un año aun más complicado 2012.
Felíz Navidad. Disfruto si te leo.

Tésalo

Sindel dijo...

Ojalá este mensaje de solidaridad y bondad se produjera todos los días y no fuera solo un milagro de navidad.
Un abrazo enorme
Feliz Navidad

Carmen Andújar dijo...

Gracias Juan Carlos, Pepi, Sindel Natalia, Tesalo, San y Cass.
Feliz Navidad a todos y todas
Un beso

alfredo dijo...

Mari Carmen, el milagro es conocer a personas como vosotros y que parezca lo más normal del mundo.

Un abrazo muy fuerte para ambos, esperando que nos volvamos a encontrar en otro loco encuentro como el de Valencia.

Alfredo

Mar dijo...

Carmen,
ahora entiendo tu comentario en mi blog.
Esto sí que es un cuento de Navidad con final feliz, si hasta trabajo encontró el hombre!
Aprovecho para desearte lo mejor para estos días y para el 2012!

Ceci dijo...

Un canto de esperanza este cuento de navidad, de esos que levantan el espíritu y les dibuja una sonrisa.
Te mando un gran beso y muy Feliz Navidad Carmen

gustavo dijo...

primero quiero darte las gracias por sabia...has terminado el cuento con una solución a largo lazo, no a corto plao, es decir,, señor mateo, pase por mi casa esta noche y cene con nostros,para luego dejarlo tirado enla calle...
en segundo lugar, quiero pedire disculpas por el cabreo inicial al ir leyendo el cuento...pues pensé que ibaa terminar con el tip de nuevo en la calle...
y bien lo sabes, carmen, tú, no, no señor, no es solución eso del espíritu anvideño. es pan para hoy y hambre para mañana..y ya ya sé que esto es una historia, pero, y no sé muy bien el porqué, la he extarpolado a la realidad y me reconfortó al final y me cabreó al principi..
mil besos, carmen andújar, la cantante del jueves...
feliz navidad y, lo más importante en cuanto a deseos, QUE TE VAYA BONITO.

Carmen Andújar dijo...

Alfredo gracias, para ti también te deseo felices fiestas. Mar, eso era lo que te decía, lo tuyo es un buen cuento de navidad. Gustavo, pensé que tenía que tener una solución aquel pobre hombre. Ceci gracias por tus deseos, a ti también.
Un beso a todos y feliz navidad.

Felisa Moreno dijo...

Un cuento para reflexionar, si todos fuéramos tan solidarios habría menos gente pasando necesidad, sin duda.
Te deseo unas felices fiestas y que en el 2012 se cumplan tus deseos literarios y personales. Un fuerte abrazo.