MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

lunes, 18 de junio de 2012

TERCER ENCUENTRO EN CÓRDOBA


Por fin llegó el ansiado encuentro. El viernes por la noche los primeros que llegamos nos dirigimos a un bar típico cordobés y allí tuvimos la primera experiencia del salmorejo, una especie de gazpacho espeso, muy apetitoso. Allí conocí a alguna amiga bloguera nueva, Susus. Hablamos y hablamos y después nos fuimos a tomar una copita, y cuando el cansancio hizo mella en nuestros cuerpos nos retiramos.

Al día siguiente nos juntamos todos, Vivian, Encarni, Cristina, Mª José, Nieves, Nátali y Feerrán, Mª José y Carlos, Pepe y Toñi, Alfredo, José Vte y compañera, Juan Carlos y Cris, Ana y Manu, Encarnita, José Miguel, Rosa, Lupe y compañero, y Chelo y compañero. Espero no haberme olvidado de nadie. Quedamos en la Torre de Calahorra y a partir de ahí recorrimos la parte antigua de la ciudad. El calor iba en aumento y nuestros cuerpos y camisetas lo empezaron a notar. Visita a la mezquita con un guía de excepción, Carlos, el marido de Mª José Moreno que nos explicó a la perfección como fue la construcción de la misma, también nos deleitó con una completa explicazión en la siguiente visita a la sinagoga.
Paseamos por  las calles típicas con sus preciosas macetitas  en las paredes que le dan un colorido singular. Después nos dirigimos al restaurante donde disfrutamos una vez más de la cocina típica cordobesa, pescaditos en adobo, salmorejo y rabo de toro, muy bueno. Antes de empezar, nuestros anfitriones repartieron unos detalles preciosos, una libreta con una imagen del recuerdo de la visita. Toñi pintó con sus propias manos unos encantadores abanicos y yo misma también obsequié con una postal de uno de mis últimos cuadros. Como colofón a los detalles, tuvimos en nuestras manos los libros editados con nuestros relatos de los jueves, fue muy emotivo. Cada uno pasamos el nuestro para que nos los firmaron los compañeros.  Al final, comimos demasiado porqué después no estábamos para visitas y una vez vimos el museo arqueológico nos retiramos a nuestras moradas.  Una vez descansados volvimos a quedar para la cena, aunque primero entramos en un magnífico patio cordobés, lleno de plantas y ganador del primer premio de decoración de patios en el mes de Mayo. Seguidamente nos acercamos a un coqueto bar con un patio cubierto donde degustamos más platos típicos. Seguidamente decidimos acercarnos a ver alguna actuación de la noche blanca flamente; sin embargo nuestro intento fue valdío porque parece que toda Córdoba hizo lo mismo que nosotros, y en las plazas no cabía ni un alfiler; así que pensamos que otra vez sería, nos tomamos una última copa y nos despedimos con añoranza esperando con ilusión el próximo encuentro.
Doy las gracias a nuestros anfitriones Toñi, Pepe, Mª José y Carlos,  por hacernos pasar estos preciosos días




18 comentarios:

San dijo...

Carmen, para mi ,un descubrimiento, dicen que solemos ser como escribimos, y será así porque así te ví. Como tus textos, sencilla, cercana, entrañable, transparente. Me gustó mucho nuestras charlas. Espero volver a vivir instantes como los pasados.
Un abrazo.

maria jose moreno dijo...

Una mini crónica que seguro que nuestra benjamina nos detallara. Carmen fue un placer hacer realidad lo que ya había imaginado. Te conocía a pesar de la distancia y disfrute con tu presencia. Gracias por venir. Besos

Anónimo dijo...

Y el dúo Pimpinela cantó alguna canción??? Las vi en alguna foto sentadas una al lado de la otra, asi que no es descabellado pensarlo ...

Que lindo el detalle de regalarse algo, quedará como recuerdo de ese día compartido
un abrazo

PD: Acá me preguntan si soy un robot ... no, soy Any, sin cuenta hasta que a Blogger se le antoje

Juji dijo...

Lo dicho: se nota que habéis disfrutado enormemente. Es un placer constatar que la buena gente, cuando se une, puede llegar al corazón.
Un besazo, Carmen.

censurasigloXXI dijo...

Carmen, otro maravilloso encuentro. Como dice San, poco sorprende cada uno de nosotros porque solemos ser así, tal cual y, en todo caso, la sorpresa es para bien; al menos así ha sido en toooooooooodos los casos de conocimiento bloguero personal.

Ahí estaba yo en una esquinita, me viste?

Beso.

CAS dijo...

Has hecho una crónica exacta, precisa.
Volver,,,, con la frente florida...
y caminar blanca y radiante de tanta felicidad!!!

besos amiga, "che, vos"

Alfredo Cot dijo...

Siempre es una alegría compartir con vosotros dos, un día tan especial.
A Andrés cada vez lo veo mas metido en "harina" habrá que darle un teclado y que empiece a contarnos historias.

Un abrazo a ambos

Juan Carlos dijo...

Buenos momentos los que compartimos este fin de semana. Bonitas fotos.
Un abrazo para cada uno.

Matices dijo...

Ainsss, Carmen que ya estamos de vuelta y nos echamos de menos... Me encantó compartir ratitos de charletas con vosotros...

Besos!!

Carmen Andújar dijo...

Yo también os echo de menos ya; pero pienso que pronto nos volveremos a ver y disfrutaremos aun más si cabe.
Fue fantástico.
Un besozo a todos y todas.

Mar dijo...

Carmen, qué bien que pudiste asistir al encuentro. Veo por los comentarios de todos que fue algo entrañable, emocionante. ¡Y ya tenéis el libro! Y firmado por los asistentes!!!!! Jo, yo también quiero!!!! Jajajaja
besos

Carmen Andújar dijo...

Mar, si fue muy emocionante y entrañable. No te preocupes que pronto te llegará el libro, ha quedado muy chulo, y los relatos están muy bien.
A ver si al próximo puedes, es un día muy intenso y dificil de olvidar.
Un beso

José Vte. dijo...

Hola Carmen, grandes momentos los que vivimos. Muchísimas gracias por el recuerdo, el que esté personalizado y siendo una obra tuya es lo que le llena de valor.

Un abrazo grande para ti y para Andrés, de mi parte y de la de Conchin.

Cristina Piñar dijo...

Vaya, Carmen, un poco más y me quitas el puesto de cronista oficial del encuentro, jajajaja. Has hecho un buen resumen de todo lo que visitamos y de los gratos momentos que vivimos juntos. ¡Nos vemos en el próximo! Y mientras, por supuesto, seguimos leyéndonos. Un beso.

Ardilla Roja dijo...

Hola Carmen:

Este tipo de reuniones siempre son un gustazo. Debido a la distancia he disfrutado de pocas; ninguna "juevera"; pero a las que he asistido, las recuerdo como una experiencia fantástica.

Un abrazo

Tyrma dijo...

Yo no estuve entre vosotros, os leo y tengo la sensación de estar pasenado por esas callejuelas cordobesas, con sus patios, tus plazas y los mil encantos que hacen de ella, una ciudad cálida (y calurosa en exeso para el visitante)y maravillosa.
Gracias a las fotos comienzo a poneros cara, y en vuestras palabras se desprende un poco de vosotros mismos.

Me ha encantado leerte, Carmen.

Un beso juevero.

Encarni dijo...

Carmennnn guapa!!! Que eres como dice mi amiga Chelo, por lo menos yo también te vi como un primor de mujer; sencilla y cercana. Los has escrito tal como fue, un disfrute :)

Un abrazo.

Manuel dijo...

Todos los encuentros a los que he asistido han tenido un denominador comun, Encuetro literario..... y poco se habla de los textos, nos vamos de cabeza a las cuestiones de convivencia y de relacion, comprobando que el encuentro es otra convocatoria Juevera en donde nos presentamos tal cual somos.
Un beso