MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 6 de mayo de 2015

ESTE JUEVES...RELATO

              DESENVOLVIENDO REGALOS ANÓNIMOS  



Esta semana nuestros reporteros nos han hecho una gran propuesta. Alguno de nuestros compañeros asigna uno de los regalos que ellos proponen y después por sorpresa lo reparten entre cada uno de nosotros y a mi me ha tocado éste: (Me he pasado un poco del límite, pido disculpas)


3.- Las tres primeras líneas de un texto propio (escribirlas)

Seguir este texto: "Inundaciones. A las siete de la mañana ya empezaba a clarear. Hasta aquel momento, nadie había tomado conciencia, del gran alcance de la tragedia, de la enorme magnitud de la desgracia. El agua casi había recuperado ya su nivel más bajo, pero dejó su huella en todas las casas de la calle a un metro de ochenta de altura. Tal fue la furia de su paso, en aquella malaventurada noche". La familia Rivas había tenido la mala suerte de vivir en una de esas casas, y lo malo fue que desoyeron los consejos de abandonarla antes de que fuera demasiado tarde. Era la casa de sus abuelos y no querían dejarla, sabían que no la volverían a ver. Allí se encontraban subidos en el tejado esperando un milagro. El padre llamó a los servicios de socorro, mientras, miraba la calle que parecía enteramente un río desbocado, llevándose los coches como simples papeles.

Un helicóptero los divisó a lo lejos, y ya a su altura comenzó a bajar una escalera para poder ayudar a la pobre familia. Bajó cuanto pudo, y primero subió la madre que con ayuda de un policía consiguió alcanzar la escalera, después le siguió el hijo mayor que sin problemas se agarró consiguiendo salvarse; pero cuando llegó el turno de la hija, ésta se resbaló y calló al agua. Sin pensarlo el padre se lanzó a por ella; pero el agua se llevaba a los dos. Por suerte se pudieron agarrar a un coche que había quedado parado por una roca.

La madre y el hijo estaban angustiados, El helicóptero se acercó a ellos, por la escalera bajó un policía que se agarró al último peldaño  y la hija  consiguió cogerse a sus piernas, escalando por su cuerpo. Ésta pesaba poco; pero el padre lo tenía más difícil, y el coche parecía que no aguantaría mucho, sin embargo el milagro sucedió. Una persona que se encontraba en la otra orilla le pudo acercar una rama grande y tirando fuerte logró sacarlo,

Desde lejos observaba la casa completamente cubierta de agua. Ahora tocaba empezar de nuevo; pero por suerte para ellos, lo harían todos juntos.

MÁS REGALOS POR ABRIR EN CASA DE LOS REPORTEROS

19 comentarios:

Azulia PourToujours dijo...

Lo malo, perdieron su casa, pero por fortuna están juntos, y eso es lo más importante. Es una historia que me ha tocado ver últimamente en las noticias, hay muchos casos así, pero el más reciente no tuvo final feliz. Murió la mamá y su hijita de 2 años. Un dolor muy grande para el señor, no sólo perdió a su esposa e hija, sino también a su hermana.

Carmen Magia dijo...

Me gusta lo que has escrito... Leyéndote he recordado que yo viví hace muchos años unas inundaciones...

Lo has descrito muy bien.

Muchos besos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

En esas tragedias la magnitud del drama no alcanza a ser comprendido en plenitud por el que no lo padece. Perderlo todo a consecuencia de un capricho de la Naturaleza debe ser terrible.tus palabras logran ponernos en esa terrible situación.
Un abrazo

casss dijo...

He vivido la tragedia. Lo has descripto y te has metido en lo hondo de esta situación tan dramática. Nos dejas con la sensación de que por esta vez, salvaron lo mejor que tenían. Qué duro ha de ser...Qué duro es!
besos Carmen

Charo dijo...

Es una pena que estas cosas puedan suceder, realmente debe ser terrible vivir una situación así. Afortunadamente para tus protagonistas, el final esta vez fue feliz pero en muchos casos no es así. Bien contado Carmen!
Un beso

Carmen Andújar dijo...

Gracias Azulia, Carmen, Neo, Casss y Charo. Son situaciones desgraciadas que dejan a las personas que las padecen, bien aturdidos.
Un abrazo

Tracy dijo...

Conforme iba leyendo parecí que era yo la que estaba agarrada al coche, ¡Qué angustia!

Yessy kan dijo...

Una trama llena de angustia, horror y desesperacion. Lo material no importa, sus vidas es lo que cuenta para poder recomenzar.
Las inundaciones son de corto tiempo, pero sus consecuencias son devastadoras.
Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Al menos están juntos y salvos por ser rescatados. Es de desear que ahora tengan la ayudan que necesitan para empezar de nuevo.
Van a tener que afrontar algo desagradable, la perdida de los recuerdos del pasado, como fotografías familiares. Cosas que no recuperan.

Sindel dijo...

Ante las desgracias poder estar junto a los seres amados da fuerzas para recomenzar. Es una historia triste, pero que deja sobre el final una esperanza!
Muy buen relato Carmen!
Besitos.

H... (Perla Gris) dijo...

Están todos juntos. No hay que lamentar vidas humanas y ya solo por eso se debe dar gracias... Has contado de un modo tan detallado la escena que se podía sentir esa tragedia... Y es que el agua es libre y no entiende de casas, de calles, de personas...
Me ha gustado mucho!!
Besinos!!

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, Carmen:
Un texto narrado con la precisión de una reportera que ve la tragedia en la posibilidad de pérdida de una vida, y no en los daños económicos.
Creas un clímax cercano a la angustia, que concluye con el efecto catártico de la esperanza.
Un abrazo, Carmen.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Tracy, Yessy, Sindel, Mino, Demiurgo y Perla Gris. He querido poner este grano de esperanza porque la realidad ya es bastante cruel.
Un abrazo

María dijo...

Me encanta leeros en los relatos jueveros, a ti y a los demás, porque fluis en imaginación.

Un beso.

Alfredo dijo...

Un relato muy académico, sencillo pero al que no le falta nada, hasta dos conflictos tiene y un final feliz.
Muy bien ajustado al tema.
Besos

San dijo...

Muy precisa Carmen en esta narración, nos situas en el centro del drama y sin excesos lo muestras hasta hacernos partícipes de la historia. Felicitaciones.
Un abrazo.

Pepe dijo...

Pormenorizada crónica de un lamentable suceso que tuvo un final feliz. Muy bien narrado, Carmen.
Nos metes en situación y nos haces vivir el rescate como si también a nosotros nos amenazara la inundación.
Un abrazo.

rosa_desastre dijo...

Que angustia verse arrastrado por las aguas, superar la pérdida de todos los bienes y dar gracias por salvar lo mas preciado, LA VIDA.
Un beso

Max Estrella dijo...

Reflejas en muy poquito la angustia del momento y de la situación. Muy visual tu relato.
Besos y abrazos