MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 29 de marzo de 2017

ESTE JUEVES...RELATO

                                              COMO LLEGAR A FINAL DE MES


Mario a sus cincuentidos años se había quedado en el paro, después de más de veinticinco años en aquella empresa. No se lo podía creer, su vida dio un vuelco inexplicable, nunca pensó que le pasaría algo así, y ahora, ¿qué le esperaba? ¿Buscar trabajo? ¿Quién lo querría? Se encontraba en estado de xoc y hasta que no fueron pasando los días no se empezó a adaptar a la nueva situación. Su mujer no ganaba demasiado y los chicos de momento estudiaban y no traían dinero a casa. Intentarían apañarse; aunque iba a ser difícil.
 Mientras el cobró el paro, iban bien; pero cuando se acabó apenas les alcanzaba. Comían menos carne, como máximo pollo, y de pescado, nada de merluza, halibut que era más barato, ah, y lo de salir a comer alguna vez, como que no, al menos mientras las cosas no se arreglaran.
 Pasaron dos años y seguía sin conseguir trabajo, solo los veranos de camarero en algún chiringuito de mala muerte, porque los de categoría preferían gente más joven, incluso se planteó ir a la vendimia; pero le echaban para atrás sus años, pensaba que no aguantaría.
El tiempo no daba tregua y si no encontraba algo pronto no llegaría a tener una jubilación. Así que al final se decidió, se fue a Francia y comenzó a trabajar en la vendimia, rodeado de jóvenes llenos de vida e ilusiones, ellos le animaban en sus momentos bajos, sobre todo cuando su espalda no aguantaba y echaba tanto de menos a su familia. Resistió, lo hizo por él, por su familia y por todos sus sueños rotos. Al final consiguió trabajar lo suficiente para tener una digna jubilación, y valió la pena, conoció a gente estupenda que le enseñaron que en la vida no todo está perdido, hay que luchar y al final siempre, siempre obtienes tu recompensa.
MÁS FINALES DE MES EN CASA DE GUS

17 comentarios:

María Perlada dijo...

Tu relato más bien podría tratarse de una realidad, cuántas personas se encuentran en esa misma situación, pero en este caso, al final, no se dió por vencido y tuvo que emigrar a otro país y es como encontró trabajo, ójala todos los casos terminen así de bien.

Me encantó tu relato porque es un reflejo de la vida de muchas personas que se encuentran en esa misma situación de estar en paro.

Besos.

Montserrat Sala dijo...

Carmen: Un relato muy aleccionador, que demuestra que el que la persigue la consigue. Pero para esto hay que ser constante y tenaz, ademas de trabajador. Si a la primera puerta que te cierran, te desanimas y te olvidas del asunto; malo, malo.
Una historia de mucha actualidad. UN abrazo.

AMBAR dijo...

Gracias Carmen por la esperanza que brota de tus relato, siempre hay que seguir adelante aunque sea duro.
Abrazos.
Ambar

Ester dijo...

Que bien que no perdió la esperanza, pero la vida se pone cuesta arriba si no hay trabajo, todo el mundo debería tener uno. Un abrazo

Tracy dijo...

Un relato que muestra en toda su crudeza este terrible problema.

Campirela_ dijo...

Por desgracia tu relato, es muy real cuando llega el paro a una edad que ni es joven y tan mayor es un gran problema , pero la vida siempre aprieta pero no ahoga al menos a él , le sirvió para conocer gente joven que le animo en sus ratos malos y con ello poder llegar a tener una digna jubilación .
Ojala , no se dieran tantos casos así .
Un fuerte abrazo.

Ame dijo...

Se cierra una puerta y se abre una ventana, la actitud es importante.

Un beso

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! Qué buen relato, pienso que de estas situaciones, lo importante es la actitud que uno toma, si busca como remarla o se deja estar. Si pasa lo último, nada sucede, pero cuando hay voluntad para hacer, es otra cosa. Me encantó.

¡Un abrazo!

Juan L. Trujillo dijo...

Tu entrada tiene más de crónica que de ficción. No todos son capaces de tomar esa decisión, sobre todo cuando los años empiezan a pesar.
Saludos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

A veces las crisis sirven para darnos el impulso para hacer algo que, de otra forma, no hubiésemos intentado. Me alegra que la historia tenga final feliz. 😘

Carmen Andújar dijo...

Gracias Ester, María, Montserrat, Neo, J. L Trugillo, Roxana, Ame, Campirela, Tracy y Ambar. Cuando el paro llega a una familia, es dificil no caer en la depresión, pero hay que salir adelante y no perder la esperanza.
Un abrazo

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Real y duro como la vida misma....y hay que ver en que abatares nos pone la vida, después de estar años trabajando. Muy duro, y que conste que esa jubilación la tenia mas que merecida, besos.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Real y duro como la vida misma....y hay que ver en que abatares nos pone la vida, después de estar años trabajando. Muy duro, y que conste que esa jubilación la tenia mas que merecida, besos.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Molí, la vida que a veces nos pone pruebas demasiado duras.
Un abrazo

San dijo...

Una historia muy real con un final como debería ser en todos los casos,feliz,aunque por desgracia eso no es lo habitual.
Un abrazo.

San dijo...

Una historia muy real con un final como debería ser en todos los casos,feliz,aunque por desgracia eso no es lo habitual.
Un abrazo.

Yessy kan dijo...

Es una triste realidad, que en este caso, tu protagonista tuvo un final feliz. Pero todo el que persevera alcanza, y esa fue su compensación.
Bso