MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 7 de septiembre de 2011

ESTE JUEVES UN RELATO



RENÉ LAVAND: "NO SE PUEDE HACER MÁS LENTO"


Está claro que la mano es más rápida que el ojo humano, porque yo, no he visto nada. La cadencia con que habla este formidable mago te hipnotiza, y lo más sorprendente es que trabaja con desventaja, nada más posee una mano, es una maravilla. El cerebro humano llega hasta donde llega y nos engaña más de lo que pensamos, mientras nuestra vista va hacia un lado, el truco va por el lado contrario. Siempre he admirado a los magos, porque poseen la capacidad de hacernos creer que realizan magia, y si nosotros lo creemos, existe de verdad, éste es el verdadero valor de esta profesión, fabricar sueños. Mientras visionaba el video intentaba percibir alguna cosa extraña, ya que la cámara se encontraba tan cerca de sus manos que casi las podía tocar; sin embargo me ha resultado imposible; a pesar de que cómo dice René: “No se puede hacer más lento”.

La imaginación y la fantasía es lo más bonito que tiene el ser humano, no se podría vivir sin ella, no existirían los cuentos, ni las películas de superhéroes con unos superpoderes, que muchos de nosotros querríamos poseer y salvar la humanidad de tantos peligros que le acechan. No, esto no se puede perder nunca, y aunque permanezcamos con los pies en la tierra, cierta dosis de fantasía es necesaria para no perder el optimismo, sobre todo en los malos momentos que todos llegamos a pasar alguna vez en nuestra vida.

Así que me enorgullezco en gritar: ¡Viva René Lavand y los que nos hacen no perder la capacidad de sorprendernos!.

19 comentarios:

Manuel dijo...

Ese es el truco, ponernos en la sintonía adecuada para llevarnos por el camino de la magia.
Lástima que ese don lo usen algunos para llevarnos al engaño real, pero mientras tantos disfrutaremos con la magia de las cartas.
Un beso

San dijo...

Entre sus palabras envolventes y el baile de sus manos nos va guiando al lugar que le interesa hasta dejarnos ver solo lo que quiere que veamos, todo un arte ¿verdad?
Besos,

Juan Carlos dijo...

Pues mira, mi visión fue negativa hacia el que manipula las cartas, pero tras el prisma de tu relato me sumo, viva quienes generan ilusion. Vengo del blog de Manuel, habla del término "lenticulador" que se aplica Lavand; pero me has traído a mente otro termino que me parece muy bonito: ILUSIONISTA.
bESOS.

CAS dijo...

Me gusta tu visión, Carmen. Acertada interpretación que nos lleva a algo en especial que rescato de tu relato: "La imaginación y la fantasía es lo más bonito que tiene el ser humano, no se podría vivir sin ella".
Visto así, que vaya a la velocidad que pueda, pero que vaya, la fantasía y la ilusión nos esperan!!

Un fuertísimo abrazo.

Liwk dijo...

Me uno a la petición. Una buena dosis de magia siempre alegra al corazón y despierta a la imaginación y a los sentidos. Nada más hay que ver y seguir las cartas de Lavand.
Un beso.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Manuel, San, Cas, Juan Carlos i Liwk. Una buena dosis de fantasía es esencial para ponerle un toque de humor a la vida. Ahora, lo que dices tu Manuel, eso no, el engaño real nunca.
Un beso a todos y todas

MARU dijo...

Síííííííííí, no ssé dónde está el truco. Si en la voz, en la cadencia de sus palabras que nos hipnotiza, en el movimiento de su mano que nos aparta de todo...pero me apunto a la magia también.
Un besito

Teresa Cameselle dijo...

De acuerdo en todo, Carmen. A mí también me gusta que me sorprendan con un buen truco, lo que no me gusta nada es que me digan cómo se hace. Prefiero creer en la magia, sin ella, la vida sería demasiado gris.
Un beso.

Carmen Andújar dijo...

Maru, Teresa, la magia está ahí, en la capacidad de sorprendernos. En estos tiempos que corren nos sorprendemos por poco.
Un abrazo a las dos

gustavo dijo...

a rene lavand lo vi por primera vez en unos programas de magia que hacia la 4...fue en esa época en la que me quedé prendado de él...mas el otro día, visionando una peli argentina lo volví a ver. me dije, a este tipo quiero volverlo a ver actuando. y fue así que lo redescubrí en elyoutube: ¡¡¡me pasé dos horas visionando vídeos suyos...y es que esa mezcla entre cuento o relato que hace mientras hace el truco, desde mi punto de vista es simplemente genialll!
medio beso, carmen.

Gin-Tonic dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
alfredo dijo...

Es una forma de verlo y además positiva y estimulante.
Todo lo que genere ilusión y creatividad engordará el activo de las personas. De lo demás podríamos prescindir.

Besos

Verónica Marsá dijo...

Ese es el concepto de realidad establecida, Carmen. Cada cual siente, ve, asimila, oye y acapta una realidad diferente, la establece como propia y no es capaz de asimilar nada más. Es como esos cuentos o dibujos que tienen una cosa camuflada y que hay que encontrarla, los hay verdaderamente difíciles de hallar pero, cuando los ves, te parece incrible no haberlos visto antes.

Digo yo...

Beso.

Natàlia Tàrraco dijo...

No hay que buscar el truco, es verdad, la mágia por sí misma nos fascina, somos niños cuando nos acordamos hacemos juegos, mágias, soñamos.

Carmen, bien regresada, que te sea leve, nos vemos pronto ¿en Valencia?
Petons.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Gus, Verónica, Alfredo y Natalia. Cada uno ve la realidad a su manere; pero es bien cierto que los magos te hacen creer en algo que aun sabiendo que es mentira, tú te lo acabas creyendo, y que es eso sino magia.
Un beso a todos y todas

MAR SOLANA dijo...

Qué bonita reflexión, Carmen. La capacidad de sorprendemos es una virtud que se ve sitiada, cuando crecemos, por los ladrillos del dolor, los desafectos y la incomprensión.

Es un desafío adulto mantener los pies en la tierra mientras desplegamos nuestras alas, esas que se alimentan de imaginación y fantasía...

Me ha encantado volver a encontrate en este bello rinconcito de arte...

Un fuerte beso.

PSD: Muchísimas gracias por compartir en tu blog un enlace de mi libro, ha quedado muy chuli :)

Carmen Andújar dijo...

Gracias Mar por pasarte por aquí.
En cuanto a la reseña, es muy importante que nos apoyemos los unos a los otros, seguro que de esta manera nos conocerán más.
Un beso y mucha suerte

Natàlia Tàrraco dijo...

Carmen!!! anímate mujer a venir a Valencia, ya lo hablamos, no falles. En un golpe de MED te plantas en la capital del Turia, siiii.
Ayyy, al cambiar de ordenata perdí tu correo. Si tienes dudas, ponte en contacto con el amable Alfredo para tema dormida valencia.
Nos vemoooos, petonets.

Gamar dijo...

Recuerdo verlo de chico a René en la tele y no poder despegar mis ojos de SU mano.
En general no me entretienen los magos, sólo algunos muy simpáticos, que tengan algo especial, no sólo saber hacer trucos. Y lo que menos me agrada son los trucos de cartas. Pero el maestro Lavand rompe con eso.
Porque no solo hace el truco, sino que cuenta una historia mientras lo hace. Uno se ve atrapado por la historia, maravillado por la habilidad con su única mano y sorprendido con el truco, que en su caso, es magia.
No se como llegué hasta acá, pero me alegro, se lee muy rico por acá.
Saludos desde muy lejos.