MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 15 de enero de 2014

ESTE JUEVES...RELATO

                   YO PONGO EL PRINCIPIO





Nº15.- EL CORONEL DESTAPÓ EL TARRO DEL CAFÉ Y COMPROBÓ QUE NO HABÍA MÁS DE UNA CUCHARADITA. EL CORONEL NO TIENE QUIEN QUE LE ESCRIBA- GABRIEL GARCIA MÁRQUEZ



El coronel destapó el tarro del café y comprobó que no había más de una cucharadita, no sabía quién se lo habría acabado; pero se iba a enterar. Nadie tomaba café en aquella casa sin su permiso, ¿Qué confianzas eran esas? Ellos sólo estaban allí para servirle, no para robarle. Esa vieja bruja de la señora Romualda, sólo seguía con él por el interés, era una chafardera, seguro que fue ella, o tal vez Rodríguez que aunque su trabajo se desarrollaba en las caballerizas, más de una vez  entraba sin que el se diera cuenta y se echaba su tacita de café.

Ahora, que también podría ser, la hija de Romualda, su madre no la ata corto y vete tú a saber que hace cuando  no la vigila.

Los convocó a los tres, que con caras asustadizas bajaron la cabeza.

- Os he convocado porque uno de vosotros se ha tomado más de una taza de café sin mi permiso y el bote está casi vacío.

Todos mantuvieron la boca cerrada, hasta que la hija de Romualda con algo de miedo levantó la cabeza y la mano tímidamente.

-  ¿Qué, admites tu culpabilidad?

- No señor es que aquí falta alguien que es el verdadero culpable.

-  ¿Qué quieres decir? ¿Ha entrado un ladrón?

-  No señor, ha entrado un ratón.

-  ¿Cómo?

- Si se fija usted bien, en el suelo, hay unas pequeñas huellas marrones como el café que ha dejado el  roedor.

El coronel observó detenidamente, y verificó que en efecto ahí se hallaba el cuerpo, o mejor dicho las huellas del delito. Éste tuvo que bajar la cabeza y admitir su error. Otra vez se fijaría mejor antes de acusar.

MÁS PRINCIPIOS EN CASA DE AUXI



20 comentarios:

Auxi González dijo...

¡Ja! ¡En la cocina había un ratón colorao!

Juan Carlos dijo...

Maldito ratón cafetero. Hombre, hay que ser muy perspicaz para detectarlo, comprendo al coronel, jaja.
Besos, amiga.

Tracy dijo...

¿Serían los ratones coloraos del "Loco de la Colina?

Sindel dijo...

Menos mal que había dejado huellas, sino ya me veía venir el enojo del Coronel. Esto enseña que antes de acusar con el dedo, hay que observar las pruebas con la mirada.
Un besote.

LAO Paunero dijo...

¿conque era un ratón el pícaro ladrón? ¡muy lindo has llevado el texto -Carmen!

Natàlia Tàrraco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natàlia Tàrraco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lucia M.Escribano dijo...

Menudo desconfiado el coronel, no me extraña que nadie le escriba, ahora que le siga los pasos al ratón y le lleve a juicio si tiene los reales jajajaja
Besos amiga.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Auxi, Juan Carlos, Tracy, Sindel, Lao, Natalia y Lucía. Es que este coronel era muy mandón y lo tenía que demostrar, cayera quien cayera.
Un abrazo

Cecy dijo...

Jajaja Mira al ratoncito, que le ha dado el gusto por el café. Sin reparar en su dueño.

Un abrazo :)

Pepe dijo...

No sé que tiene el café que le gusta hasta a los ratones. El coronel sabría mucho de estrategias militares pero como detective suspenso total.
Divertida continuación para este trozo del genial García Márquez.
Un fuerte abrazo.

G a b y* dijo...

Y sí... al que se queda callado se le pregunta si la lengua se la han comido los ratones... al que se queda sin café... Debería el Coronel haberlo sabido antes!
Original y gracioso tu relato.
Besos y un trocito de queso, por si vuelve a aparecer el colilargo.
Gaby*

Natàlia Tàrraco dijo...

Parece mentira montar tal investigación por un poco de café, pero es lógico, por algo él es el Coronel, ahora que atrape al ratón si es tan valiente, lo encontrará insomne.
Carme, le diste el caracter al hombre autoritario y con toque hirónico de lo mejor, se lo merece el personaje.
Petons, fins aviat.

Loquita Diplomada dijo...

Qué pícaro el ratón, con tanto café esta noche no va a poder dormir.
Creo que el coronel debería ser mas confiado con la gente que le rodea. Me resultó muy graciosa la situación.
Un beso!

Neogéminis dijo...

Uyyyyyy ese ratón andará entonces por ahí con los cinco sentidos más que alertas jajaja

Tracy dijo...

Jajajajaja, he disfrutado con el tribunal que monta el coronel, jajajaja

Leonor dijo...

El ratón quería estar bien despierto por si aparecía algún gato. Y el Coronel qué tacaño! Me apuesto que nadie le escribe porque no contesta a las cartas para ahorrarse el sello.

Me ha gustado el tono humorístico que le has dado.

Besos.

San dijo...

Si es que el café le gusta hasta a los ratones, jejejej. El coronel se quedo planchado.
Besos Carmen.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Cecy, Natalia, Tracy, Pepe,Gaby, Loquita,Neogeminis, Leonor y San. Bueno he pensado que todo se puede contar con sentido del humor y este caso se prestaba.
Un abrazo

Charo dijo...

Ja ja ja no sabía que los ratones tomaran café...