MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 9 de julio de 2014

ESTE JUEVES...RELATO

                     LAS REINAS DEL GRITO


                                
Nuestro amigo Demiurgo nos propone como tema, “Las reinas del grito”. Yo me he permitido la licencia de enfocarlo desde el punto de vista de los y las fans, donde el grito es el protagonista, a parte del cantante famoso de turno.

El fenómeno fan comenzó a ser conocido en los años cincuenta con Elvis Presley, cuyo movimiento de caderas causó furor entre las jovencitas; pero fue sobre todo con “The Beatles” cuando ese fenómeno se disparó. En su último concierto el 29 de agosto de 1966, casi no se oyeron sus canciones debido a los gritos de sus admiradoras adolescentes, igual les pasó a los Rolling Stones

Actualmente, las colas en los estadios, acampando  días antes para coger el mejor sitio en el concierto de su grupo o cantante favorito, sea el que sea, son muy frecuentes. Después, todo son gritos y lágrimas de histeria, debido a la emoción colectiva que se desencadena al sentir las primeras canciones de sus ídolos. Es algo que yo nunca he podido entender, ni tan solo cuando tenía esta edad. Supongo que las hormonas de algunas adolescentes se disparan más de la cuenta, son difíciles de controlar y reaccionan con gritos como una forma de desahogarse; pero desde luego esas muchachas pierden la vergüenza y el sentido del ridículo de una manera exagerada.

El fenómeno Justin Bieber ha dado escenas para el recuerdo, como una en la que el joven iba en el coche y las fans detrás, en un momento baja el vidrio y ve un montón de chicas gritando: ¡I love you Justin Bieber!, desde luego era para huir.



MÁS GRITOS INDESCRIPTIBLES EN CASA DE DEMIURGO

 

20 comentarios:

Juan Carlos dijo...

No ene el tema fan, sino en el tema hincha, te leo mientras veo el fútbol y reconozco que no grito, pero digo algunas cosas irrepetibles por la pasión del partido. Por cierto, espero gane Argentina.
Besos.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Interesante aporte. Sí, en ese ambito suelen darse los gritos.
Me gustó como usaste esa imagen para ese tema. Tiene su gracia.
Concuerdo con el comentario anterior.

Azulia PourToujours dijo...

Sí, yo era, en mi época de adolescente, una gritona de primera en alguno que otro concierto.

Ester dijo...

Cada uno tenemos nuestro punto de vista, y todos respetables, pero yo no grito y soy incapaz de hacer noche a las puertas de un estadio para ver a un cantante. Pero por contra saltos y brincos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

jeje creo que para entenderlo cabalmente, hay que vivirlo, y a veces los filtros que nos imponemos no nos permiten hacerlo. Habla quien siempre fue demasiado pudorosa como para dejarse llevar por esa histérica emoción colectiva...jeje
=)

San dijo...

Yo nunca he sentido esa pasión, pero cuando les veo como gritan y lloran me hacen sonreir. La pasiónm por encima de todo.
Un beso Carmen.

Yessy kan dijo...

Los gritos de los fans creo son mejores que los de terror o igual. Esos gritos salen a pura adrenalina de la euforia.
Saludos

Carmen Andújar dijo...

Gracias Juan Carlos, Azulia, Yessy, San, Ester y Demiurgo. Algunas, porque son algunas se vuelven locas de verdad.
Un abrazo

Alfredo dijo...

Yo soy muy tímido e introvertido y mis efusiones nunca van más allá del aplauso o una escueta sonrisa afirmativa. Veremos el día que cante mi nieto.

Besos y aplausos.

Verónica Jazzy dijo...

Gritos consecutivos, uno siguiendo al otro, tampoco los entiendo, no se logra escuchar y por ende, disfrutar al cantante por tanto grito, todo se vuelve un caos.
Abrazos.

Oriana Lady Strange dijo...

No he entendido nunca esos gritos de las fans, pero hay que reconocer que esos sí son gritos.
Me gusto tu enfoque.
Cariños…

BEATRIZ dijo...

Has escogido el grito diferente a otros, uno como de alegría, transporta a los años del superlativo.

Saludos y un placer.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Carmen, una buena aportación, que nos muestra una realidad social...La expresividad apasionada y exagerada es propia de nuestra juventud y de mucha gente...La pasión incontrolada es motivo de alegría, sin duda, pero a veces pone a prueba el corazón, que no aguanta y puede dar buenos sustos...(sonrío)Mi felicitación y mi abrazo, amiga.

censurasigloXXI dijo...

Lo mismo pasa cuando un equipo de fútbol gana o pierde. No acabo de entender la histeria por alguien que no aporta al mundo absolutamente nada. Seguramente, cuando nombren al próximo nobel no pasará lo mismo...

Un beso.

José Vte. dijo...

Es una imagen que se hace dificil de entender, y más cuando uno tiene ya una edad, pero es algo que ocurre y cada vez parece que va más en aumento.
Seguramente para esas jovencitas es una manera de sacar a la luz una idealización bien manejada por interesados grupos mediáticos y del espectáculo.

Es algo que, como bien dicen los compañeros, puede compararse con el fútbol, aunque en este caso parece que está mejor visto porque quienes lo hacen son personas adultas y formadas.

Un abrazo Carmen.

Esilleviana dijo...

Supongo que la mezcla: hormonas, colectividad y gran grupo admirando y encandilándose hacia el mismo conjunto o persona hacen que el contagio y el entusiasmo crezcan en demostración jajaja. Mientras te leía pensaba en las fans de Julio Iglesias de los años 60. En España no tardó en llegar este fenómeno.

un abrazo :))

LAO Paunero dijo...

ese fenómeno de las fans es tal cual tu descripción Carmen....

Carmen Andújar dijo...

Gracias Alfredo, Esilleviana,Lao, José Vicente,censura, Oriana, Beatriz, Mª Jesús y Verónica. He escogid este tema porque siempre me ha llamado mucho la atención, el grado de absorción que tiene la persona humana.
Un abrazo

casss dijo...

jAJAJA... debe ser un tema hormonal y por eso con la edad, reservamos las fuerzas para otras demostraciones más lucrativas....

besos

juliano el apostata dijo...

me acabo de hacer fan de...bueno, eso queda para mí...el caso es que acabo de enterarme de que también me he afeminado y de que...los gritos machunos que doy cuando aparece mi ídola son..ay...jajajaja...
mi fanatismo por alguien del espectáculo, carmen, ha llegado tan sólo a quedarme parado mientras intentaba pedirle un autógrafo.
medio beso.