MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

jueves, 2 de octubre de 2014

ESTE JUEVES... RELATO

                       IDIOMAS

Esta torre de Babel me ha hecho recordar lo importante que es saber idiomas. En el año 96  estuvimos un mes y medio en Alemania. Al quedarse la Wolsvagen con la Seat, obligaba a buena parte de sus trabajadores a apuntarse a cursos de alemán, un idioma bastante difícil por cierto. Mi marido que trabaja en  Seat, así lo hizo. El segundo año le propusieron que se trasladara una pequeña temporada a Wolfsburg, sede de Wolsvagen, y así practicaría.  Nos fuimos a mitad de Julio y regresamos en Septiembre. Ya nos ves a toda la familia camino de Alemania, mis hijas pequeñas, dos y seis años, todos en el coche, nos lo recomendaron, así nos desenvolveríamos mejor en la ciudad. Por  el camino comencé a descubrir la dificultad del idioma, lo que se dice pescar, no pescaba nada de nada. Allí nos alojamos en una especie de urbanización muy bonita y mientras Andrés trabajaba, nosotras tres aprovechábamos para ir a un lago cercano y bañarnos. Nos llevamos videos de todas clases; pero sobre todo de películas de dibujos animados, y  así pasábamos las horas; pero un día llegaron unas señoras que se encargaban de llevarse las mantas y sábanas y traernos otras  limpias. Yo no  tenía ni idea que habían de venir. Comenzaron a hablarme, imposible, no tenía ni idea de lo que me decían. Por señas me comentaron que llamara a mi marido, y el pobre no se si se enteró mucho; aunque lo intentó, y más que yo, seguro que si. Después, mi hija pequeña se hizo daño en un pie, y no os podéis imaginar lo difícil que fue entenderse con los médicos, al final lo conseguimos. En fin, como éstas, unas cuantas anécdotas más. Cuando regresamos, de camino, hicimos noche en Francia, me acuerdo que exclamé: Por fin capto alguna cosa de lo que me dicen. Y es que los idiomas a veces nos dificultan la convivencia, y esto se puede interpretar  de muchas maneras, no sé si me entendéis. 

MÁS TORRES EN CASA DE JUAN CARLOS

20 comentarios:

San dijo...

Te entendemos, sí que te entendemos. A mi me gustaria saber hablar otros idiomas y la verdad no descarto que en alguna ocasión me anime con el inglés.
Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Qué experiencia ... recuerdo la noticia de la incorporación de SEAT a Volkswagen y ahora dimensiono a nivel humano lo que significó.
Me gustó conocer esta historia. Besos en alemán.

G a b y* dijo...

Imagino lo que ha de ser, encontrarse en un lugar donde se habla un idioma totalmente diferente al propio. Sin dudas que tener un buen manejo de otros idiomas puede ser una buena inversión a futuro, ya sea por si se va de viaje, a trabajar, o a vivir a otro país.
Una interesante experiencia la que compartes Carmen.
Besos!
Gaby*

Maria Liberona dijo...

Sentirte totalmente distinta, muy diferente y lo más caótico tratar de entenderse y comunicarse que horror !!! yo no lo soportaria

Sindel dijo...

Te entiendo muy bien, la diferencia entre los idiomas y no solo por estar en diferentes países, nos está dividiendo más que nunca.
Una anécdota que aunque se lee divertida debe haber sido en ese momento bastante angustiosa.
Un beso.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Al no comprender el idioma uno se siente aislado y sin posibilidad de integrarse. no es cómodo ni tolerable por demasiado tiempo.
Un abrazo

Dorotea dijo...

Pero, Carmen, el alemán... tan fácil como el francés en la canción del portugués: "Y extrañóse un portugués de que en su más tierna infancia todos los niños en Francia hablaran el francés" ;-) Nacida en Múnich me pasó alo similar con el alemán, jeje. Aparte de bromas, siento mucho respeto por los miles y miles de 'Gastarbeiter' (trabajadores extranjeros) que llegaron en los años 60 a Alemania porque había mucho trabajo y poca mano de obra. Lucharon y aguantaron lo indecible desde las temperaturas heladas hasta el no menos frío talante de muchos alemanes.
Un abrazo semialemán (lleo 42 años en España).

Susurros de Tinta dijo...

Claro que te entiendo, no quiero ni imaginarme lo que es vivir en un sitio y no poder hablar con la gente, con lo poquito que yo hablo, jeje, ya me conoces, me volvería loca!!! no echaste a escobazos a esas dos que iban a robaros las sabanas?, jijiji, miles de besossssssssssssssss

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Creo que puedo imaginarlo.
Si tuviera en cirncunstancias similares, me gustaría tener a Ingrid Grudke como traductora. Es una bella modelo argentina, descendiente de alemanes. ¿Querés creer que casi se me olvida de escribir "como traductora".
Interesante tu aporte.

Carmen Andújar dijo...

Gracias San, Juan Carlos, Gaby, María, Sindel, Neo, Dorotea y Demiurgo.
Bueno al final no estuvo mal del todo, alli se recicla todo y tomé conciencia de lo importante que era, conocimos una pareja, que era muy simpática y aunque en inglés chapurreamos un poco y la urbanización era muy bonita.
Un abrazo

Yessy kan dijo...

Muy interesante tu relato.
Es frustrante no saber comunicarse con alguien que hable otro idioma. Y eso que hay algunos como el Italiano, Portugues, Frances que son un poco mas para captar. Yo te comprendo, he viajado a otros paises como el Japon, Thailandia, China que esta mas duro, y no queda otra que emplear las señas como lenguaje.
Besos

LAO Paunero dijo...

Muy buena experiencia Carmen. Desde luego hay idiomas mas afines que otros e incluso en lo gestual, lugares en que las personas son mas simples de entender. Personalmente me costaría mucho comunicarme en lo verbal con los alemanes, no así con los franceses, italianos, portugueses y otros. Muchos saludos....

Pepe dijo...

Quiero imaginarme lo mal que lo debiste pasar sin entender lo que te decían. Las fronteras idiomáticas son duras, aunque con buena voluntad creo que se superan las barreras que esas carencias originan.
Un fuerte abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Yessy, Lao y Pepe. Si se pasa mal, supongo que si hubiera pasado más tiempo algo hubiera aprendido.
Un abrazo

casss dijo...

Me encantó tu relato. Has expresado con claridad y bin ejemplificado lo que significa no hablar el idioma local.
También me encantó saber de tu experiencia de vida, sabiendo que estás contando algo que les sucedió a Uds. Tiene que haber sido una experiencia genial, al margen de estos detalles de idioma....

besos!!!

Leonor dijo...

Es muss überwältigend, nichts von dem, was gesprochen zu verstehen.

Küsse

Leonor.

Alfredo dijo...

Te entiendo, còmo no lo voy a hacer, si hace poco he pasado casi un año en Kenya y Tanzania peleándome con el suajili.
Menudo respiro se pega cuando se regrasa a casa.
Besos

Jenofonte dijo...

¿Pero por qué no llevaste un librito, "Aprenda alemán en 10 días" o "Cien frases útiles para el turista"?
Ein Versäumnis, ich glaube.

Charo dijo...

Madre mía, qué experiencia! Yo no sé si me atrevería, se me dan fatal los idiomas...y se debe pasar realmente mal.
Un beso

Mar dijo...

Te entiendo perfectamente. Trabajando con chicos extranjeros cuando se ponen entre ellos a hablar en su lengua materna.... uffff. Y viajar y vivir en el extranjero sin ni idea del idioma local... qué valientes Carmen!