MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 7 de enero de 2015

ESTE JUEVES...RELATO



“AY, SE FUE LA LUZ Y YA LLEVAMOS SIN ELLA 20 DÍAS …”

 


Yo, de esto de la luz puedo hablar con conocimiento de causa; aunque no he tenido la desgracia de estar veinte días, si que he estado más de veinticuatro horas. Supongo que tiene que ser algo demencial.
Aquí en mi barrio se va asiduamente, y yo que tengo unas cuantas cosas eléctricas, entre ellas la encimera, podéis contar cuando no funciona. Un día, venía una amiga a comer a casa, y la luz se fue  a primera hora de la mañana. No nos quedó más remedio que pedir unas pizzas. Otra vez se nos estropeó la comida de la nevera, hicimos una reclamación; pero no sirvió para nada. La instalación eléctrica del barrio se ha quedado antigua, y lo único que hacen son remiendos, que al cabo de un tiempo no sirven para nada.
No me quiero ni imaginar 20 días sin luz. Supongo que me compraría un fogoncito pequeño, de los que van con butano, y ala, a cocinar como hacíamos antes. Lo malo sería la ducha, se puede pedir alguna vez a un vecino de mucha confianza, o a la cuñada; sin embargo tantos días, me imagino que traería algún problema, sobre todo en la cola para el baño. –Qué si me toca a mi que ayer fui la última. Qué  no te cueles, por un día que no te duches no pasa nada, etc.. Y alguna que otra frase que mejor no decir. En fin, que veinte días sin luz es una guarrada, y a más de uno se le puede ir la cabeza. Estamos demasiado acostumbrados a las comodidades.

MÁS APAGADAS DE LUZ EN CASA DE GUS



18 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

En gran parte te entiendo. Es un verdadero fastidio.
Pero no comparto eso de estar demasiado acostumbrados a las comodidades. Hay quienes se comprometen a brindar las comodidades y bien que cobrar por eso.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Nuestra vida moderna está diseñada a base de electricidad, fundamentalmente. Si nos quedáramos sin ella por un período prolongado, colapsaría todo nuestro sistema de vida. No sería fácil compaginar nuestras rutinas en base a otra fuente energética así no más...
=(

casss dijo...

Estamos acostumbrados...pero es que casi todo anda a electricidad!!!!

Es una locura, por la que muchos pasan con frecuencia más allá de que un "apagonsito" no está nada mal, en agunos casos....

besos con picardía, para reirnos juntas.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Demiurgo, Neo y Cass. Cuando te pasa más de una vez desde luego te da rabia.
Un abrazo

Ester dijo...

Estamos acostumbrados y ya no podemos pasar sin ello, no es lo mismo el que no lo ha tenido nunca. Supongo que sienta fatal cuando se va la luz, todos son inconvenientes. Abrazos

Tracy dijo...

Nos costaría trabajo vivir sin luz, pero a todo se acostumbra uno en esta vida.

Juan L. Trujillo dijo...

También se vivía cuando no había frigoríficos, ni encimeras, ni calefacción, ni televisión, ni Internet, ni ascensores, ni calentadores, etc, etc.
Y me pregunto: ¿de que viviría entonces el ministro Soria, ese de las facturas claras?
Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Supongo que a todo se acostumbra uno; pero mejor no volver a la edad de piedra.
Gracias Ester, Tracy y Juan L. Trujillo.
un abrazo

Fabián Madrid dijo...

A lo mejor tendríamos que ir olvidaddo tanto avance...
Un beso.

Leonor dijo...

Ya no podemos dar marcha atrás, estamos acomodados a todo lo que necesita electricidad. Si nos quedamos sin luz no podemos ni tomar un café. Yo llevo años diciendo que me voy a comprar una pequeña cocina de gas por si acaso, pero no acabo de hacerlo.

Un beso.

Carmen Andújar dijo...

No se sabe que es mejor.
Gracias Leonor y Fabián.
Un abrazo

Pepe dijo...

Somos dependientes de la electricidad, de ahí su elevado coste. Nos tienen maniatados a los voltios y sus ventajas. Seguro que podríamos vivir sin ella, pero sería un retroceso enorme en tantas y tantas comodidades.
Un fuerte abrazo.

Lucia M.Escribano dijo...

Lo de pedir pizza por no poder cocinar, es un contratiempo que podemos superar facilmente...Lo de hacer cola para la ducha en casa de algún vecino buffff.
No lo veo ! Con lo felices que somos con todas nuestras comodidades!
Besos querida Carmen.

Dorotea dijo...

Buscando algún aspecto positivo de una situación como esta, se me ocurre que favorecería da comunicación directa, interpersonal...el cara a cara. En los grandes edificios 20 días sin ascensor serían 20 días de tertulia en la escalera, reuniones de planta a planta, gente joven encargándose de la compra de mayores que no pudieran con las escaleras. Y todo esto entre luz diurna y luz de velas. A lo mejor estoy soñando una utopía... Un abrazo.

San dijo...

No, no lo quiero imaginar, todo en casa es eléctrico!!!!
Besos Carmen.

Carmen Andújar dijo...

No creo que si pasara una cosa así durante tantos días, la gente estuviera de muy buen humor. Espero que no suceda por si acaso.
Un abrazo Pepe, Lucía, Dorotea y San.

Alfredo dijo...

Tienes razón, no me lo puedo ni imaginar, pero nos convertiríamos en los ciegos de un mundo en el que no hace mucho, que no hubiera luz era natural.
Bendita civilización, que nos ha cambiado tanto.
Besos

el oso dijo...

Es cierto, estamos demasiado acostumbrados... A veces me parece que no nos viene mal sufrir un poco estas carencias.
Beso