MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 9 de septiembre de 2015

ESTE JUEVES...RELATO

                              HISTORIAS SECUNDARIAS
 Esta semana nuestro amigo Ibso nos propone adentrarnos en nuestra historia con otra versión de la misma o sacada de nuestra imaginación. En mi caso y como ahora nos está tocando vivir el drama de los refugiados, he pensado dar una breve pincelada a nuestro particular drama como nación española, que fue la guerra civil, donde miles de personas atravesaron la frontera huyendo de una muerte segura.



No podían continuar más en suelo español, Franco se acercaba inexorablemente a Barcelona, la caída era inminente, y Damián y su familia seguro que sufrirían represalias, eran unos republicanos convencidos y habían luchado en esa guerra fratricida, que finalmente iban a perder. Cogieron lo mínimo y salieron hacia la frontera francesa. Allí se encontraron con miles de personas que como ellos huían de una muerte segura; pero lo que no sabían es que sus vecinos franceses no iban a ser tan amables como esperaban. Les abrieron sus fronteras si; pero simplemente para colocarlos en las playas de Argelés cercándolos con una gran alambrada  y para que no se pudieran escapar, eran custodiados por tropas marroquíes, senegaleses y algún gendarme. No tenían nada, ni barracas ni letrinas, ni cocina, enfermería ni electricidad. Escaparon de una muerte rápida para adentrarse en una muerte lenta.
Tanto Damián como otros compañeros decidieron hacer alguna cosa, y con algunas maderas que encontraron comenzaron a construirse barracas, no era mucho; pero por algo se empezaba, a la vez cavaron en la arena para fabricar  letrinas, que desde luego hacían falta, porque más de uno había cogido la disentería por la falta de higiene.
No, no iban a dejar que acabaran con ellos, sobrevivirían, a pesar que  estaba llegando a sus oídos tambores de guerra; pero esta vez en Europa. No sabían que les depararía el destino; pero el presente seguro que lo superarían.
MÁS HISTORIAS SECUNDARIAS EN CASA DE IBSO

14 comentarios:

Ester dijo...

De guerra a guerra, de susto en susto, cuando alguien lo pasa mal es fácil que lo pase peor. Un abrazo

Leonor dijo...

Tu relato nos recuerda que también fuimos refugiados. ¡Qué crueldad de mundo! ¿Y nadie puede parar este sinsentido?

Un beso

pikxi dijo...

Guerras sin sentido que acarrean sufrimiento a aquellos que menos se lo merecen y beneficio a quienes las provocan.

Un saludo.

H... (Perla Gris) dijo...

Hace tantos años de esto y ahora se vuelve a vivir en Siria... Miles de personas huyendo para salvar la vida, sin saber que será de ellos... sin saber que les deparará el destino... que tristeza más grande...
Hoy con tu relato nos enseñas que la vida puede ser más que huir de la muerte, que se puede salir adelante, que se puede salvar la vida...
Besines...

Yessy kan dijo...

Las guerras acarrean desagradables injusticias. Y tu relato también lo demuestra. Este descontrol solo ocasiona más conflictos, pobreza y hambre.
Beso

Carmen Andújar dijo...

Gracias Ester, Leonor,pikxi, Perla y Yessy.La verdad es que es bueno recordar estas cosas cuando algunos no ven claro si acoger a los refugiados.
Un abrazo

ibso dijo...

A veces, cuando miro atrás y repaso nuestra historia como especie, me pregunto si la guerra forma parte de nuestra naturaleza. Desearía que no, pero los acontecimientos se empeñan, tozudamente, en demostrarme lo contrario.
Gracias por tu empatía y tu participación.
Un abrazo.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Si nuestra triste historia, la olvidada, la que yo intento recordar cada año cuando recorro la playa de Argeles y intento imaginar el horror y el desencanto. Pero en ese horror también hay esperanza y lucha por la supervivencia como refleja tu relato. Gracias por recordarlos a ellos a los perdedores, a la parte más valiosa de nuestros antepasados.

Juan Carlos Celorio dijo...

Pues tu relato se ha sumado a lo que veo y escucho en las noticias con el drama de los refugiados sirios y con el de tantos inmigrantes que tratan de llegar a la Europa de los milagros.
Ellos, los de tu relato, sobrevivieron difícilmente como cuentas, aunque el futuro, como anuncias, les deparaba otra broma pesada. Ojalá la superaran.
Un abrazo.

rosa_desastre dijo...

Ahondar en la llaga, mirar las imagenes de hoy y buscar en los rincones de la memoria las aberraciones que sufrieron todas nuestras familias... y no aprendemos, el ser humano no aprende...
Un beso

Isa Iss dijo...

Ufff Carmen, tu relato totalmente real, me ha tocado la fibra sensible. Eso fué lo que les paso a mi bizabuelo que tuvo que dejar su tierra, su familia. Soy biznieta de refugiado politico, eso no se puede olvidar.
Nadie deja su pais, por antojo.

Un beso
Isa

Josefa dijo...

Fantástico relato. Y pensar que después de tantos años otros siguen viviendo el mismo drama.
tememos perder lo poquito que tenemos , antes de ayudar a los que lo estan pasando igual que nosotros lo pasamos en nuestra inutil y espantosa guerra.

No aprendemos nunca siempre tropezamos en la mismma piedra.

Un abrazo.

Carmen Magia dijo...

Un relato muy real... y muy interesante. Qué mal lo tuvieron que pasar en esos tiempos...

Muchos besos.

PEPE CAHIERS dijo...

Arrancarte de tus raices, de tu mundo y el lugar a donde perteneces debe ser algo extremadamente doloroso, algo que ni las lágrimas pueden curar.

Saludos