MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 13 de julio de 2016

ESTE JUEVES...RELATO

                                                        EL OLVIDO


Hacía un día fantástico, tanto que Laura decidió ir a la playa de Badalona. Quedó con su hija, a la que últimamente veía poco. Desde que se independizó eran contadas las ocasiones que disfrutaba de su presencia; y hoy era uno de esos días. Pasearon por la Calle del Mar y comieron en un restaurante vegano. A ella no le gustaba mucho; pero, ¿Qué no hará una madre por sus hijos? Se quedó con un poco de hambre; pero la verdad es que estaba a dieta, día si y día no. Parecía que hoy la cumpliría, a ver si mañana la báscula se portaba bien y la dietista se ponía contenta, tenía una paciencia infinita la pobre. Laura era una paciente con poca voluntad, los primeros quilos no le costaron mucho; pero la verdad es que le gustaba demasiado comer y la mayoría de los días se le olvidaba la dichosa dieta, comer poco y a menudo en plato de postre. Desde luego el fin de semana se lo saltaba a la torera, vamos, sin solución, al menos de momento.
Se descalzó y sintió el agua golpeándole suavemente los tobillos. Era una sensación tan agradable que sus piernas maltrechas lo agradecían infinitamente. Después de  andar por la arena durante casi una hora. Laura se despidió de su hija, hasta no se sabía cuando y regresó a su casa. Sobre las ocho de la noche, un whatsApp en el móvil: -¿Te ha pasado alguna cosa? Teníamos hoy visita a las 17’00 horas. Se le olvidó la visita a la dietista, no era el viernes sinó el jueves, no miró en la agenda, confió en su memoria, y esta le falló, o tal vez…su subconsciente le traicionó.
MÁS OLVIDOS EN CASA DE GUS

13 comentarios:

Ester dijo...

De momento he guardado la caja de galletas que tenia al lado mientras voy leyendo vuestros blogs, y luego he repasado que día es hoy por si me había olvidado de algo, y es que Laura somos muchas. A mi me ha encantado tu texto. Saltos y brincos

rosa_desastre dijo...

En el caso de la dieta, sucede que se olvida sin querer queriendo ¿o no?
besos

Guillermo Soto García dijo...

uff supieras cuantas cosas se me olvidan!
saludos

Juan Carlos Celorio dijo...

Que rabia, ¿verdad? Justamente un día en que había cumplido a rajatabla las recomendaciones., jeje.
Besos.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Ester, Rosa, Guillermo y JuanCarlos. Es que esta Laura se parece mucho a mi.
Un abrazo

pikxi dijo...

Yo creo que su subconsciente no la traicionó. Lo que pasa es que quizás su subconsciente está de su parte y sea tan dado a olvidar lo que no le interesa como ella.
Un saludo.

Sindel Avefénix dijo...

Yo también olvido mi dieta algunos días, sobre todo en invierno cuando tengo más ganas de comer cosas dulces y potentes. Tal vez Laura olvidó la cita para poder seguir "pecando" un poco más con las comidas. De todas maneras, la vida es una sola y hay que disfrutarla.
Un beso.

Carmen Andújar dijo...

Gracias potxi y Sindel. La verdad es que nuestro subsconsciente nos juega malas pasadas.
Un abrazo

Charo dijo...

Jajaja esta historia me parece que está basada en un hecho real...a Qué Sí! A mí también me pasan esas cosas si te sirve de consuelo.
Un beso

Carmen Andújar dijo...

Desde luego Charo, muy real.
Un beso

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Se olvidó pero a vez tal vez haya cumplido con la dieta.
Bien planteado.

Pepe dijo...

Puestos a elegir entre la visita a la dietista y la compañía de su hija, creo que yo también olvidaría la visita a la dietista. La elección es obvia. ¿no te parece?
Un abrazo.

maría del rosario Alessandrini dijo...

Siempre pasa a la hora de las dietas.
Abrazo