MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 24 de agosto de 2016

ESTE JUEVES...RELATO

          ARGUMENTOS LITERARIOS Y DE OTRAS CLASES

De las propuestas de Demiurgo he escogido esta:
 2) “Hacer de la propia imagen en el espejo  un tema para un cuento”.



Laura llevaba unos días con un gran dolor de cabeza, no había nada que se lo quitara. No tenía hambre, solo quería permanecer con la luz apagada. No podría resistir mucho tiempo así. Se despertó sobresaltada en la noche, y tuvo la necesidad de mirarse en el espejo del armario. Su cara le asustó, grandes ojeras surcaban su faz y aquel reflejo le miraba con una expresión malvada. De pronto, su imagen le habló, sí, no podía ser; pero ella lo estaba viendo, su otro yo le hablaba:

--¿Qué haces allí parada? Venga muévete. Tu marido se está viendo con otra y tú ahí lamentándote por un simple dolor de cabeza. Lo debes matar, ilusa, crédula, sino lo haces se irá con ella.

Laura le contesta:

--Mientes.

--Tú misma-- contestó irónico aquel reflejo macabro.

Entonces Laura cerró la puerta y regresó a la cama. Era verdad estaba sola, Carlos no había venido a dormir.

A la mañana siguiente se encontraba mejor; pero las palabras de aquel reflejo le martilleaban sin parar. Su madre siempre se lo decía: Este hombre no es para ti, acabará engañándote.

 Su marido llegaba sobre las siete de la tarde. Lo esperó, tenía que hablar con el.  Al entrar lo primero que le dijo fue:

--Te estaba esperando. Ayer no viniste a dormir.

--¿Cómo? Claro que vine; pero pensé que era mejor que durmiera en el otro dormitorio; te acostaste muy temprano por tu dolor de cabeza y no te quise molestar.

Otras veces le hubiera creído; sin embargo esta no.

--No mientas, contestó sobresaltada. Se que te ves con tu amante.

--Pero, ¿Qué dices?- dijo incrédulo Carlos.

La cara de Laura cambió, aquella expresión no era este mundo. Sin pensárselo, agarró un cuchillo, y con una fuerza sobrehumana hirió a Carlos, que asustado la cogió como pudo y le hizo tirar el arma. No era Laura, aquel reflejo hablaba por su boca.

--Ella me lo dijo y es verdad, te mataré.

--Ella, ¿Quién es ella? ¡Estás loca! –gritó espantado Carlos

Carlos intentó huir; pero no pudo, ella recogió el cuchillo, se lo lanzó a la espalda y consiguió acabar con él. Después se dirigió a la habitación, abrió el armario, y su reflejo con una sonrisa irónica le dijo:

--Has hecho bien, él no era para ti, siempre te lo dije. Ahora, nos quedaremos juntas tú y yo para siempre.
MÁS ARGUMENTOS LITERARIOS EN CASA DE DEMIURGO

21 comentarios:

Montserrat Sala dijo...

Hola Carmen: Este relato que has escrito hoy, no parece que lo hayas escrito tú. Tan dulce tan modosita y sumisa. Pero está tan bien contado que me ha gustado mucho, Una
historia de terror muy original. Besos.

Carmen Andújar dijo...

Mira, me ha dado por cambiar de tercio. El tema daba para ello.
Un petó

Diva de noche dijo...

Vaya vaya...por eso es que yo no me confío para nada en el espejo...Sobre todo, cuando se le da por mentir y me hace ver como alguien mayor de lo que me siento jejejejeje...Muy buena entrada...besitos..

Maribel Lirio dijo...

Es la sombra de una enfermedad. Muy bien relatado. Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Diva y Maribel. La cabeza nos puede jugar malas pasadas.
Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muy buen relato que atrapa desde el inicio. Macabra situación de alguien atrapado en su propia locura.
Un abrazo

Tracy dijo...

La locura lleva a ese desdoblamiento en el que el espejo es parte importante.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Neo yTracy. Esa locura puede tener graves consecuencias, como la protagonista.
Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Ya desde Blancanieves, y tal vez desde antes, se sabe la inconveniencia de escuchar a esos espejos.
La perspectiva es sombría, la soledad de esa mujer, acompañada por esa doble alucinatoria.
Bien escrito.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Demiurgo. La locura puede llegar hasta niveles insospechados y no se sabe cuando puede estallar.
Un abrazo

Alma Baires dijo...

Me gustó mucho tu relato… de terror.

Un beso.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Alma.
Un abrazo

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Pues si, me has hecho poner los pelos de punta, que macabro su otro yo! Parece un desdoblamiento de locura, y es que los espejos no siempre dicen la verdad. Muy buen escrito, besos.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Pues si, me has hecho poner los pelos de punta, que macabro su otro yo! Parece un desdoblamiento de locura, y es que los espejos no siempre dicen la verdad. Muy buen escrito, besos.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Pues si, me has hecho poner los pelos de punta, que macabro su otro yo! Parece un desdoblamiento de locura, y es que los espejos no siempre dicen la verdad. Muy buen escrito, besos.

Roxana B Rodriguez dijo...

Y es por esto que uno no se debe fiar ni del reflejo. Me ha encantado el relato <3

¡Un abrazo!

Bye!

Pablo Paf dijo...

Como decimos en Canarias, ñosss... No cabe duda de que hay un desdoble de personalidad tirando a la esquizofrenia. La imagen del espejo da mucho de sí. Un abrazo. Pablo.

Mamaceci dijo...

Ay Dios! que miedo que da la locura, es tan imprevista, aparece en cualquiera.
Gran relato Carmen donde el espejo es sin duda el punto de partida de una historia que seguro no acabo con la primera muerte.

Abrazo fuerte

Pepe dijo...

Algunos espejos es que no conocen su función que consiste simplemente en reflejar la realidad. Se toman atribuciones indebidas y nos hacen cometer disparates como el que nos relatas. Por eso yo me miro en el baño cuando están empañados de vapor.
Un abrazo.

Mag dijo...

Inquietante relato pero no lejos del realismo. A veces, nos taladran con ideas que acaban por apropiarse de nuestra realidad. Tal vez, cuatro ojos vean más que dos pero, también es cierto que, al final, la locura puede acabar sacando un "otro yo" y gana.

Un beso muy grande.

Rosana Marti dijo...

Dan escalofríos nada más de pensarlo.

Petonets!!