MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 17 de agosto de 2016

ESTE JUEVES...RELATO

                HISTORIAS DE OLIMPIADAS

Llevaba cuatro años preparando aquella carrera, cuatro años. Había renunciado a tantas cosas, por un sueño si, por un sueño. Allí estaba, llegó el momento de la verdad, la final de los 200 metros mariposa. Es cierto que en las otras carreras no se sintió muy cómoda; pero conforme pasaba el tiempo se encontraba mejor. Preparada, suena la señal, allá va. Habían creado ella y su entrenador una buena estrategia, debía dosificarse y sobre todo mantener la mente fría. De momento tenía fuerzas, mientras nadaba pensaba en esos cuatro años, los sacrificios, la superación del dolor, la parálisis que a veces sufrían sus músculos por el esfuerzo llevado al límite; sin embargo quería demostrar que valió la pena. Allí estaba en tercera posición en los últimos dos largos, ahora era el momento de atacar. Se sumergió y dio una brazada imponente bajo el agua, nadaba a toda velocidad, era posible, si, lo era, seguía la estela de la australiana; pero la japonesa se encontraba muy cerca. Último largo, se encuentra la primera, un esfuerzo más, un poco más, lo va a conseguir, parece que las fuerzas le flaquean; pero no, está a su alcance, estira los brazos al máximo y por muy poco, solo tres centésimas consigue la medalla de oro. Valió la pena tanto dolor, esta sensación no se paga con nada, oro olímpico.
Felicidades Mireia.

MÁS HISTORIAS DE OLIMPIADAS EN CASA DE GUS

13 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que buena historia que contaste, la historia de un esfuerzo de años, para llegar a algo. Un esfuerzo que fue recompensado.

Tuve que buscarte por un jueves, pasado por el enlace que dejaste en lo del Apostata no lleva a ningun lado.

Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Demiurgo. Me emocioné. mucho con esta chica, ha sido impresionante.
Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Se lo mercecía, estoy segura, pero después de leerta a tí, que por cercania, debes saber muchas más cosas, estoy convencida de ello. Bién por Mireia!!!

Carmen Andújar dijo...

Gracias Montse, seguro, se lo merecía.
Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Te felicito por la forma en que conseguiste contarnos lo que debió ser un gran logro. Logra emocionarnos. Un fuerte abrazo

Tracy dijo...

Felicidades también de mi parte.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Neo y Tracy. Admiro a esos campeones.
Un abrazo

Guillermo Soto García dijo...

Me sumergí tanto en tu relato, que pensé estar en el agua a su lado.
Un abrazo

Carmen Andújar dijo...

Gracias Guillermo. Eso intentaba, ponerme en la piel decesta excelente nadadora.
Un abrazo

Mag dijo...

Toda una verdadera sirena. Una persona con gran voluntad, con gran capacidad de sacrificio y con mucha autoexigencia.
Nada sin esfuerzo se consigue.

Un homenaje tu texto
Un beso enorme.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Mag. Eso es, un gran homenaje a ella y otras y otros como ella.
Un abrazo

Pablo Paf dijo...

Esta chica es un orgullo hecho realidad. Cada brazada es el esfuerzo y sacrificio de quien tuvo que decidir hacer lo que más quería. Es también un ejemplo de humildad cuando puede mirar a cualquier futbolista con la soberbia de una leyenda. Un gran relato. Un abrazo.

censurasigloXXI dijo...

El esfuerzo compensado es la mejor de las satisfacciones, compi.

Beset de tots nosaltres MUAC