MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 1 de noviembre de 2017

.ESTE JUEVES...RELATO

          HALLOBLOGWEEN 2017: LO QUE NO SE VE
Aquella  noche Teresa no se acababa de encontrar bien, tenía  temblores, a pesar de no hacer nada de frío. Sabía que no estaba como otras veces, además se sentía bastante sola desde que su perro Polo traspasara a una vida mejor. Nunca había tenido pareja y Polo era como el hijo que siempre quiso; pero después de quince años de convivencia llegó el temido momento, y después de pasar una noche tremenda sufriendo, lo llevó al veterinario  y  gracias a una inyección dejó de padecer. Solo había pasado un mes; sin embargo parecía que fue ayer.
Hoy era el día de los difuntos y el malestar iba en aumento. Decidió irse a dormir temprano, incluso se tomó una pastilla para atraer al sueño, y si, al cabo de diez minutos consiguió dormirse. Enseguida comenzó a soñar con Polo, lo cogía en brazos y lo acariciaba, de golpe desaparecía y ella empezaba a ahogarse, no podía respirar, intentaba estirar los brazos para agarrar a Polo; pero no podía, se alejaba sin remedio y ella se ahogaba.

El timbre suena y suena, nadie contesta. Los vecinos ante el silencio del piso, acaban llamando a la policía, que de un golpe seco derriban la puerta. Dentro, en la habitación contigua, estirada en la cama con la cara horrorizada y morada, Teresa yacía muerta. Todo indicaba que se ahogó con su propio vómito, terrible; aunque por fin se fue con su querido Polo, nunca más se sentiría sola.
MÁS COSAS QUE NO SE VEN EN CASA DE TERESA

15 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Entra en lo que no se ve. Los vecinos no lo vieron, no supieron de que se trataba.
Se reencontrará con su amigo.
Bien contado.

Ester dijo...

No creo que se reunieran, pienso que perros y personas no comparten el mismo cielo, pero desde luego ha descansado por fin. Abrazos

Tracy dijo...

¡Qué tremendo!
Las personas que hemos tenido perros lo entendemos perfectamente.

José Antonio López Rastoll dijo...

Lo que más miedo da es lo que puede pasarnos. Felicidades.

Un abrazo.

Nino Ortea dijo...

Buenos días, Carmen:
Un gran relato, al leerlo me parece estar ante una crónica de sucesos redactado por una periodista del más allá.
Un abrazo, Carmen.

Charo dijo...

Pobre mujer, la angustia del ahogo de la pesadilla se hizo realidad!
Un beso

Rhodea Blason dijo...

La tristeza de la pérdida de un ser querido puede matarte de pena. Le ocurrió a Teresa. Byen relato. Un abrazo

Alicia Uriarte dijo...

Carmen, yo creo que con tu relato sí has conseguido enlazar con la idea de la propuesta de Teresa Cameselle. Tras esta historia de la muerte de la protagonista, que todos sabemos que puede ser real, subyace algo que no se ve pero que tú ayudas a que se sienta. Se trata del cariño que se genera por los animales domésticos y del desgarro que se llega a sentir cuando se van. Enhorabuena.
Un abrazo.

Yessy kan dijo...

Una espeluznante narración que me mantuvo al filo del suspenso. Lo importante es que están descansando en paz. Solo se tenían el uno al otro, separados hubiese sido doloroso para ambos.
Un saludo

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Puedes creerlo o no, pero despues de morir mi perro se desato a mi alrededor todo un halo protector y me ayudo a superar muchas cosas. Me ha venido a la cabeza a traves de tu relato aunque Gin fue para mi un angel protector que marcho definitivamente cuando yo empece a estar bien. Desgarrador tu relato por la inmensa tristeza de tu protagonista. Besos.

Campirela_ dijo...

Es un relato donde tan fuerte es el hilo conductor del amor hacía tu mascota que cuando ella se va uno siente ese vacío ... y por supuesto una pesadilla con ella puede desencadenar en una noche trágica .
Un abrazo amiga .feliz noche

Pepe dijo...

Nunca tuve mascota, pero sé el vacío tan enorme que se crea ante la ausencia de un ser querido. Pienso, como Ester, en que no volverán a encontrarse, aunque no creo que haya cielos distintos, sencillamente creo que no hay cielos. Ella, al igual que su mascota, al fin encontró la paz. Ojalá pudiera creer que volverán a encontrarse.
Un fuerte abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Demiurgo, Ester, Tracy, Pepe, José Antonio, Nino, Charo, Rodhea, Alicia, Yessy, Molí, Campirela y Pepe. Si, el cariño que se tiene por una mascota puede ser igual o superior a una persona. En este caso, no pudo superarla y la muerte se la llevó con ella.
Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Hola Carmen: mas que un cuento de Haloween, tu nos traes una hitória de un diario sensacionalista, en su página de sucesos. MUy triste y lamentable.
Un beso grande.

Teresa Cameselle dijo...

Terrible fin en soledad, y por desgracia, demasiado habitual en estos tiempos. Gracias por participar en el Halloblogween.