MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

jueves, 29 de noviembre de 2018

ESTE JUEVES...RELATO

                                            HISTORIAS EN BLANCO Y NEGRO
                              UN OBJETO DE LO MÁS EXTRAÑO

 
Era por 1940, hacía poco que se había acabado la guerra. Angel  y sus once hermanos les gustaba correr por los campos de Extremadura, y jugar, y que mejor juego que la guerra, era lo que hasta hacía pocos años les vieron hacer a los mayores. Tomaban prestados cascos de algún familiar suyo y se fabricaban pistolas y fusiles de madera, con ramas de árbol y cuerdas para aguantar todas las piezas. En sus mentes inocentes, intuían todas las penurias que pasaron sus padres para sacarlos adelante, en una época tan convulsa como fue aquella, por suerte eran muy pequeños y casi no recordaban aquellos momentos de escasez y hambre, hambre que con la posguerra no disminuía demasiado porque contaban con las cartillas de racionamiento que les llegaba justo para comer. Sus mentes infantiles, como si fuera  un escudo protector, tenían la capacidad de hacer desparecer todo lo malo, y que mejor antídoto para ello que el juego.  
En esa época era muy frecuente encontrarse bombas, granadas y otras armas,  que no explotaron en su momento, y se encontraban desperdigadas por todas partes. Poco a poco se iban recogiendo; aunque aún quedaban muchas. Y una de esas por desgracia fue la protagonista de esta historia. Ángel encontró algo que parecía una piedra, un poco más redondo, lo cogió y se lo enseñó a los tres amigos que iban con él. A todos les pareció muy atractivo, pesaba mucho, y pensaron que era una piedra muy extraña. Ángel la movió con la mano, parecía que tenía algo dentro, y la curiosidad pudo con ellos. Agarró una piedra y empezó a golpear aquel objeto  tan raro; pero no se abría, sin embargo  no se dieron por vencidos, agarraron una piedra más grande y empezaron a golpear más fuerte,  y en ese momento, una explosión les hizo saltar a los cuatro por los aires, Todos heridos, uno la espalda llena de metralla, Ángel con dos dedos sangrando, con dos falanges menos, a otro le alcanzó al ojo y el cuarto fue el herido  más leve. , solo unos cuantos rasguños. Por suerte ninguno murió; pero el susto y el disgusto para sus padres fue enorme,   Desde luego  como dice el refrán, nunca más jugaron con fuego.
Este es un homenaje a mi padre y tantos niños que no tuvieron la suerte que él tuvo y no solo perdieron las falanges de dos dedos, sino que fallecieron víctimas de todos aquellos objetos maléficos de una guerra, que dejó miles de familias fragmentadas y rotas de dolor.
MÁS FOTOGRAFIAS EN BLANCO Y NEGRO EN CASA DE INMA

10 comentarios:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Las víctimas de las guerras siguen apareciendo aún después de haberse finado el final. Trágico. Un abrazo

Ester dijo...

Todo homenaje es poco, las guerras son crueles y dejan secuelas. Un abrazo

Campirela_ dijo...

Un gran homenaje es el que has hecho , pues como bien dices hubo muchos niños que por desgracia fallecieron con una bomba oculta tras alguna zanja ,y por su curiosidad sin pensar en lo malo no tuvieron tanta suerte.
Un buen relato y la imagen elegida es perfecta.
Un fuerte abrazo .

Tracy dijo...

Los juegos de los niños de la guerra están tan bien descritos que se parte el alma al leer el relato.
La guerra es lo más odioso del mundo y si pensamos en la presencia de los niños en este escenario es terriblemente doloroso.

Albada Dos dijo...

Qué tristeza y qué verdad la que describes. Mi madre aplaudía cuando tocaba comer peladuras de patatas, porque eran casi un tesoro en el Madrid de posguerra inmediata.

Muy adecuado el texto, y me alegro que tu madre no perdiera los dedos por esas bombas sin detonar, tan frecuentes. Un abrazo y feliz viernes

Mar dijo...

Los niños son siempre las víctimas más inocentes de la guerra.
Bss

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Y es que las guerras siguen haciendo mella aun años despues de que se acaben....Muy buen relato, gracias por participar, besos.

Maria Liberona dijo...

Womm !!! que relato , una realidad que no podemos desconocer que duele y que impacta

Mujer Virtual dijo...

Andes, durante y después, dolor y tristeza
Un abrazo

Ginebra Blonde dijo...

Hermoso y sentido homenaje… Una realidad cruda y amarga que, sin duda, deja profundas cicatrices…

Un abrazo grande 😘