MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 1 de agosto de 2012

ESTE JUEVES RELATO

                        EL PASO DEL TIEMPO

 
El paso del tiempo, algo inexorable, inapelable, imposible de frenar, y otras tantas maneras de expresar lo que para mi representa. Tiene algo positivo, el aprendizaje, la sabiduría, bueno esto último se dice un poco para no caer en la depresión; aunque en honor a la verdad, algo de verdad tiene, te vuelves un poco más impermeable ante la desazón, los contratiempos, las decepciones, y los disgustos que te llevas de vez en cuando en la vida.
Lo peor del paso del tiempo es la salud, mientras la conservas, bien; pero cuando el cuerpo le empieza a fallar alguna cosa, comienzan los problemas, a veces son pequeños achaques que se pueden ir soportando; sin embargo otras son verdaderas catástrofes, que tú solo eres incapaz de superar. La autonomía es todo en la vida, si esta se pierde empiezan las complicaciones, y esto, suele pasar cuando te haces mayor, sobre todo cuando aparece  la temida demencia, del tipo que sea, esa lacra que últimamente hay pocas personas que no tengan o no conozcan a alguien que la padezca, y entonces te preguntas: ¿Por qué no me puedo comunicar con ella? ¿Por qué? No sé si me conoce, no lo sé, le hablo, la acaricio, siente mi contacto; pero… no es ella, no es la misma persona, y… no hay vuelta atrás, sólo sabes que está ahí; pero, ya está, hasta que un día, ya no esté. Esto, es lo peor que tiene el paso del tiempo.
Y como se titula un cuadro que pinté: "TÚ ERES EL REFLEJO DEL TIEMPO"

Más pasos del tiempo en casa de MATICES

22 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Delicadísimo dibujo con espejo, el paso del tiempo reflejado incluso cuando ya no nos reconocemos, entonces podríamos atravesar el espejo, ser Alícia sin saber en qué momento perdimos a la niña que fuímos.
Una manera de ver el tiempo en pendiente, las preguntas sin respuesta, tal vez repunte un poco la bajada en el camino, demos tiempo al tiempo.
Un deje amargo, una impotencia, y un tender la mano cuando pasa el tiempo.
Petons amiga Carme.

Neogéminis dijo...

Tú eres el espejo del tiempo...me quedo pensando en esa aseveración y coincido...es desde nuestra percepción que la sucesión de hechos nos va marcando lo que llamamos paso del tiempo.

Un abrazo

Teresa Oteo dijo...

Precioso el cuadro y el título. El paso del tiempo trae consigo esos desgastes físicos y psíquicos y lo peor de todo la impotencia de ver que no podemos luchar contra lo inevitable, nos queda estar ahí, agarrarles la mano...
Besos

Cristina Piñar dijo...

Una buena reflexión acompañada de un buen cuadro. Es cierto, el tiempo no se detiene, y con él nos vamos haciendo cada vez más y más mayores, eso sí, afortunado aquel que llega a la vejez y la disfruta. Un beso.

Pepe dijo...

No pasa el tiempo, somos nosotros los que pasamos a lo largo de ese tiempo que existía antes que nosotros y que existirá cuando ya no estemos. Somos nosotros los que caminamos incapaces de frenar nuestro deterioro físico y/o anímico hasta el destino final, final que a veces es tremendamente duro cuando no somos capaces de reconocer a los demás y ni siquiera el contenido de aquello que hemos ido acumulando en la mochila.
Un fuerte abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Natalia, Neo, Teresa,Cristina y Pepe. La verdad es que como dice Pepe, el tiempo estaba, está y estará a pesar de nosotros, que nos ponemos en su camino; pero que antes de que estuviéramos ya se encontraba aquí, y después de que no estemos, también seguirá estando, así de contundente.
Un beso a todos

javier dijo...

vivir un presente contínuo es una manera de vivir intensamente el hoy carpe diem

Maria Liberona dijo...

muy buen relato y la verdad muy cierto

Leonor dijo...

El temor a la vejez y a la dependencia es algo que me angustia mucho. He trabajado muchos años con enfermos de Alzheimer y siento una especial sensibilidad frente a este tema.
Tu cuadro es de gran belleza y con un hermoso mensaje.

Un beso.

Luis Rodriguez dijo...

Un gran temor y una verdadera tristeza me produjo ciertos pasajes del relato y el dibujo transmite y apoya mucho a las palabras. Excelente aporte

Matices dijo...

Me has dejado pensando, es cierto, el reflejo del tiempo ante un espejo es nuestra imagen, el tiempo nos marca y nos dice como hemos vivido... Es curioso, hay quien una vez se ve reflejado vive la vida como si se le fuera a acabar... otros la prefieren a sorbos, pero el "tiempo" siempre será el mismo para unos y otros, sus huellas permanecerán escritas en uno mismo.
Gracias por compartir con nosotros tu obra y por estar acompañándome en esta convocatoria
Besos

El Desván de la Memoria dijo...

Sí, Carmen, tú texto incita a pensar; es reflexivo, filosófico.
Tiempo y pensamiento: dos actividades tan unidas desde que tenemos uso de razón...
Un abrazo,
Ramón Alcaraz

Juji dijo...

Que triste, Carmen, real como la vida misma, pero triste. Espero que no nos pase el tiempo tan rápido como para llegar a olvidarlo.
Un fuerte abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Javier, María, Leonor, Luis, Matices,Ramón y Juji. El teiempo es algo que me preocupa mucho, sobre el que reflexiono a menudo, y por eso lo he plasmado en esta reflexión, quizás debería pasar un poco más; pero soy así.
Un abrazo a todos y todas.

San dijo...

Poco más que decirte Carmen, una reflexión que comparto contigo enteramente. El tiempo pasa y vamos cambiando, aceptar esos cambios es lo que puede hacer que seamos felices disfrutando cada instante .
Un abrazo.

G a b y* dijo...

Una reflexiva entrada. Tal cual la vida nos va llevando por caminos diversos, y ese enfrentarse a la enfermedad cuando los años vienen a poner su toque de desmemoria autoritariamente, alejándonos de las personas que queremos (lo digo porque recordé a mis abuelos, ya entrados en años y esa demencia senil que los obligaba a preguntar repetidas veces cosas tan simples como quiénes éramos). Pienso que vivir intensamente cada minuto debería ser premisa (vivir con el mayor disfrute posible)... pues el tiempo pasa... y nos aleja.
Un besito:
Gaby*
pd- me encantó tu pintura, muy sugerente por cierto y apropiada para acompañar tu relato de hoy!

Manuel dijo...

El tiempo, un concepto que se ve de distinta forma según la edad, como bien dices llega un momento en que la salud y la autonomía personal es principal.
Un beso

Esilleviana dijo...

Sentir el paso del tiempo es inevitable, ahora bien, aceptarlo y consolarse con lo ganado y lo positivo de cumplir años ya no es tan sencillo.

Tu cuadro es muy delicado. Un bonito reflejo de nuestro espejo, lo que vemos de nosotros al mirarnos: el avance del tiempo en nuestro cuerpo y en nuestra mente.

Un saludo

Gastón Avale dijo...

El tiempo y la muerte van de la mano como hermanos inseparables. Siempre llegan con complicaciones pero afrontar y dar batalla es algo q e tendemos a hacer. Un beso

Sindel dijo...

En primer lugar quiero decirte que tu pintura es bellìsima!!! Y tu texto nos deja pensando con ese análisis que haces del paso del tiempo aplicándolo a la salud. Porque es cierto que no le damos importancia hasta que la perdemos.
Un abrazo enorme.

casss dijo...

Más claro: echarle agua!!!

Contante y sonante, como un reloj CUCU, tus palabras me bajan a tierra.

Una cosa Carmen: yo pienso que la naturaleza es tan sabia, que nos da respiro la mente, cuando ya va haciendo tiempo que vivimos demasiado (quizá una forma de conformarme...;)

besos y abrazos mil

rosa_desastre dijo...

La vejez, una de las veredas del tiempo por donde transita la vida y no siempre el ti-tac es acompasado, adelanta o atrasa sin contar con nosotros. Ingrato.
Me gusta tu espejo y tu reloj.
Un beso