MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 1 de mayo de 2013

ESTE JUEVES...RELATO

                           DOLOR EMOCIONAL

 Influida por el tema de la semana pasada, donde hay mucho dolor emocional, he escrito el de esta semana propuesto por Lucia.

               

Las lágrimas surcan mi rostro, ante mis torpes intentos por impedirlo. Aquella noticia me había impactado mucho, esa pobre gente, sólo fue a comprar a aquel hipermercado, y en un momento, sus vidas se vieron sesgadas por unos asesinos. Sentí una punzada en mi corazón, y una gran impotencia en mi alma por aquellas personas desconocidas;  que en esos momentos las sentía tan cerca de mí, que llegué a preguntarme: ¿Por qué, Dios mío? ¿Por qué permites esto? Pero no obtenía respuesta alguna, ni ninguna señal, o tal vez tantas lágrimas me impedían verla. Conforme salían las imágenes de la tragedia, el dolor aumentaba, no lo podía reprimir, sobre todo al pensar en aquellos maridos que se quedaron sin mujer, o mujeres sin marido, o sin hijos. A ellos les sería casi imposible soportar tanto dolor, sólo quizás después de muchos años, aprenderían a vivir con él. Nadie tiene derecho a llevarse la vida de los demás y provocar tanto daño. Es imposible contener las lágrimas que salen de dentro mismo del ser y que luchan con todas sus fuerzas por liberarse. Como un torrente se desbordan hasta inundar la propia persona, como si fuera un manto de protección para olvidarlo todo, atrasar los relojes, retornar al pasado y evitar lo sucedido, sin embargo…, no hay vuelta atrás, el dolor vivirá  para siempre en sus corazones.

MÁS DOLOR EMOCIONAL EN CASA DE LUCÍA

22 comentarios:

Valaf dijo...

Ante tanto dolor uno se queda como paralizado. Supongo que te refieres a aquello de Hipercor, si no es así, disculpa por el error, pero me ha sonado a eso. Hay cosas que no se pueden explicar desde la visión de una persona normal.

Un beso

Carmen Andújar dijo...

Si, me refiero a eso, fue terrible, porque nos tocó muy cerca.
Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Muy doloroso recuerdo a aquellos hechos, a cada drama que significa un atentado masivo como aquel, a cada uno de los muchos daños emocionales que se crearon por causa de nada.
Besos.

LAO Paunero dijo...

¡fue tremendo para esa gente Carmen! ¡relato de Dolor real!

San dijo...

Ese dolor no deja de estar presente, dia tras dia, hora tras hora. No se si el tiempo lo suavizará,pero jamás lo borra.
Un abrazo.

rosa_desastre dijo...

Dificil de olvidar como dificil respuesta tienen las preguntas que seguimos haciendonos ¿porque? ¿para que?
Un beso

Tracy dijo...

Ese tipo de dolor que por inexplicable se hace más imposible de llevar.

emejota dijo...

Si es el atentado del Hipercor, como me parece reconocer, lo recuerdo con pavor. Con el mismo pavor que me producen estos acontecimientos. Tanto dolor inútil. Bss.

Neogéminis dijo...

Sí, veo que el tema de la semana pasada te ha impactado y se metido en el tema de hoy. Se comprende. La violencia es segura generadora de dolor, mucho dolor...
un abrazo

Mar dijo...

Si, cierto, el dolor permanecerá siempre. Hay que aprender a vivir con ello, de lo contrario la vida deja de tener sentido.

Bss.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Juan Carlos, Lao, San, Rosa,Tracy, Emejota y Mar. Es un dolor, que si no se está en la piel es dificil de explicar.
Un abrazo a todos y todas

juliano el apostata dijo...

has apelado a dios...
bien, si ahy algo que sé...no es encesario compartirlo, ¡¡hasta ahí podríamos llegar!!...si hay algo que sé, es que dios no vendrá a remediar nada de nada...el único remedio está en nostros...si decimos eso de dios mío por qué has permitido esto? y luego reslta que con esa pregunta nos alivianamos, lo que realmente estará sucediendo es que el sistema de creencias que tenemos habrá logrado influir en nosotros , de atl amnera que sí, en efcto, nos habremos alivianado...(cómo me gusta esta palabra que me ha salido sin querer y que no sé si existe: alivianar).
por otra parte, sé de sobra, y lo sé por mis pasos en esta vida, sé, decía, que el tiempo cura. o lo que es lo mismo. el olvido.
por otra parte, es normal sentirse mal ante un suceso comno el descrito en tu texto.
por otra parte, también debería de ser normal, por ejemplo, ser capces de estar preparados para podernos decir aquello de que la vida sigue y que ese dicho en verdad lo creyéréramos y así pudiera influir en nostros como influye en los creyentes el hecho de echar mano de su dios...
medio beso.

Cristina Piñar dijo...

Cuando fue el atentado de Hipercor yo apenas tenía cuatro años pero han hablado de él tanta vez en la tele y eso que lo conozco perfectamente. Aquello tuvo que ser terrible. Pensar que una madre por ejemplo, como tú bien dices, vaya al supermercado a comprar con su hijo y que le cambie la vida por completo... Eso si que es un caso de dolor emocional. Además, me gusta mucho cómo nos trasmites tus sentimientos. Un beso.

G a b y* dijo...

Hay dolores que nos vienen desde afuera. Son como golpes letales a fuerza de sentir el dolor ajeno. Demasiada injusticia despertando la congoja, pero ante todo, demasiada injusticia, por no poder evitar este tipo de acontecimientos.
Besos!
Gaby*

casss dijo...

Sí Carmen, de verdad, ese dolor no se va con nada. Las lágrimas solo una desahogo.
Un relato que nos conmueve de la cabeza los pies, sensibilizados aun por el relato juevero anterior.

Un fuerte abrazo

Lucia M.Escribano dijo...

Hay dolores y recuerdos dolorosos, que se impregnan en la piel del alma...Como si de alquitrán caliente se tratara.
En mi blog tienes un regalo con tu nombre, para tu blog, es mi forma de agradecer tu participación en este jueves.
Besos guapa Carmen.

Juan L. Trujillo dijo...

No puede haber explicación para la terrible crueldad de la muerte injustificada e indiscriminada.
Tampoco, pienso yo, puede haber perdón.
Se puede olvidar ese terrible dolor con el paso del tiempo, pero su huella es tan indeleble que nunca se perdonará.
Un abrazo.

Pepe dijo...

La barbarie carece de sentimientos. Sin embargo, deja un cúmulo inmenso de dolor y sentimientos encontrados donde se entremezcla la ira, la perpejlidad, la incomprensión, el inmenso dolor, es lógico que tus ojos se llenaran de lágrimas y te doliera profundamente, porque el dolor emocional es a la vez intensamente físico.
Un abrazo.

Leonor dijo...

Es muy doloroso cada vez que se recuerda uno de estos momentos, es tan injusto quitar la vida a las personas y mucho más cuando es sin sentido.

No por muchas veces que las veamos pierden el tremendo impacto que provocan.

Un beso

Sindel dijo...

Estos dolores no se van nunca, quedan grabados en el alma para siempre, es que hay cosas que son imposibles de superar, de perdonar o de aceptar.
Un beso.

Maria Liberona dijo...

Siii hay noticias que verdaderamente nos impactan y nos llegan ala alma, que nos hacen preguntarnos por que tanta indolencia en la gente o quizás por que tanto dolor de una sola ves

Marta C. dijo...

Hola, Carmen, aunque ya no puedo participar en los jueves, me gustar hacer una visita de vez en cuando.
Toda tragedia deja dolor, vidas, e ilusiones rotas. Familias, amigos, compañeros que no volverán. Pero cuando esa muerte es estéril, innecesaria, fruto del odio, sentimos también impotencia. Un beso.