MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 8 de mayo de 2013

ESTE JUEVES...RELATO


        PERO QUE CONTENTO ESTOY…”



Nuestra amiga San nos propone un cuento literario; pero con una condición, que contenga una serie de palabras determinadas. Ha sido divertiddo
 
Chispeante
Tintinar
Burbujas
Lábil
Vos
Oleaje
Tirillas
Zalamero
Ajonjolí
Malote
Torrente
Beso.

Verónica estaba perdidamente enamorada de Alfredo, y aunque le decían que ese tipo era un poco malote y  un tirillas, a ella le chiflaba y cada vez que estaba cerca de él  las piernas le temblaban, y más cuando se mostraba zalamero y le decía: ¿dónde vas guapa?  Entonces su mente se alejaba  a un mundo lejano lleno de lindos paisajes. Verónica vivía un poco en el mundo feliz y eso no era nada bueno.
Un día  paseaba  cerca de un río,  encontrándose como siempre  en las nubes. Tanta  era su distracción, que no se dio cuenta de que un tipo la seguía, y no con muy buenas intenciones. Al aproximarse, sin mediar palabra se le tiró encima, ella intentó forcejear; pero le era imposible librarse de semejante bruto. Al final lo consiguió; pero al no ver salida, se tiró sin pensar al torrente. El fuerte oleaje la fue arrastrando sin que nadie le ayudara, se sentía lábil ante tanta fuerza. De pronto apareció Alfredo que oyendo los gritos de socorro, se lanzó al agua, cogió una rama y con ella pudo salvar a Verónica que ya estaba hundiéndose y sólo se veían unas cuantas burbujas en su lugar. La sacó como pudo y le practicó la respiración boca a boca. Ella, abrió los ojos y un tintinar chispeante de campanas inundó su oído Sólo le salió una palabra; ¿Vos? Entonces un cálido beso selló sus labios, disfrutando de ese instante como nunca lo había hecho. Desde ese momento no se volvieron a separar. Verónica demostró a sus amigos que las apariencias engañan y que Alfredo era un buen chico. Como le gustaba mucho la cocina le preparaba exquisitos platos con especies de todo tipo como el ajonjolí, las finas hierbas, el romero, el tomillo, que daban un toque especial a cada una de sus recetas, y así pasó el tiempo y fueron muy felices.

MÁS CUENTOS CONTENTOS EN CASA DE SAN

30 comentarios:

Teresa Oteo dijo...

Todo un cuento de hadas con moraleja, final feliz y con todas las palabras jajaja
Fueron felices, comieron perdices y a nosotros nos dieron con el plato en las narices...
Un beso!!

Montserrat Sala dijo...

Casi, casi, te sale una novela. pero una novela bonita romántica y que encima acaba bién. Excelente.

Saludos cariñosos.

Tracy dijo...

Al final has hecho acabar la historia bien, ¡menos mal que ha tenido un feliz final!

Tracy dijo...

Al final has hecho acabar la historia bien, ¡menos mal que ha tenido un feliz final!

Valaf dijo...

Precioso. Además has combinado muy bien las palabras en la trama de la historia. Y mira, por muy tirillas que uno sea, si está en riesgo aquello que ama, levanta hasta un trailer, jajajaja.

Mar dijo...

Historia con final feliz. Yo ya me esperaba lo peor con la pobre Verónica, pero afortunadamente ha sido bueno el final por partida doble.

Bss.

rosa_desastre dijo...

Aiisssss, malote, zalamero, heroe y ademas cocina!! Es para estar contenta...pero...¿de esos quedan?
Un beso

Juan L. Trujillo dijo...

Mucho romanticismo en ese logrado relato.
Saludos.

Neogéminis dijo...

¿Verónica con Alfredo? ¿no me digas? jejeje...muy ingeniosa historia para engarzar todas las palabras que nos propuso San!...me ha hecho gracia la incidencia final para no dejar de lado la palabreja esa del ajonjolí! (confieso que nunca antes la había escuchado nombrar!)jejeje
Un abrazo

Charo dijo...

Si señora!!Un cuento como debe ser!Con final feliz!
Un beso

Fabián Madrid dijo...

Buena conjunción de palabras con final feliz. Un beso.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Teresa, Montserrat, Tracy,Valaf,Mar, Rosa, Jua L,Neo y Charo. No creáis, me ha costado poder enlazarlo todo y ha quedado un poquito curse; pero bueno es un cuento.
Un abrazo

San dijo...

Un cuento en toda regla Carmen, cuando he terminado me he dado cuenta de que pensaba y colorín colorado...Bonita historia con final feliz.
Un abrazo y gracias por estar siempre.

Carmen Rosa dijo...

Qué bonito, vine del blog de San por curiosidad y me voy gratamente sorprendida, por el buen uso de las palabras indicadas y por el relato. Felicitaciones.
Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Creo que has aprovechado genial las palabras para construir el relato. Me encanta especialmente como aparecen burbujas y vos.
Besos, amiga.

ibso dijo...

Y colorin, colorado, este cuento se ha acabado. Jejeje, toda una historia de amor, condensada y bien cocinada... con muchas especias.
Un saludo

Carmen Andújar dijo...

Gracias San (me has hecho pensar) Gracias Juan Carlos, Ibso y Carmen Rosa. He hecho un cuento total, con moralina y todo.
Un abrazo a todos y todas

G a b y* dijo...

Una historia de amor verdadero. A veces en los momentos críticos es cuando mejor alcanzamos a ver quién es quién... y más de una sorpresa nos llevamos!
Final con perdices, cosa que también me deja el corazón contento!
Besos!
Gaby*

Encarni dijo...

Todo un cuento, que en vez de haber un principe azul, es un tirillas convertido en un juan sin miedo para salvar a su damisela en apuros con final feliz. Estupendo.

Un abrazo

Alfredo dijo...

Bueno, yo ya se lo decía, pero ella erre que erre; hasta lo del río claro. No sé que tenemos los tirillas que nos cuesta tanto convencer al personal.

Espero que verónica, esté de acuerdo.
A mí particularmente me ha parecido muy divertido.

Un beso

Carmen Andújar dijo...

Gracias Gaby, Encarni y Alfredo (Don Juan de esta historia) Cuento a la antigua usanza; pero cuento al fin y al cabo.

Lucia M.Escribano dijo...

Bien cumplido el cometido juevero, el cuento es precioso...Solo le falto el colorin, colorado jajaja.
Me gusto leerte querida amiga.
Besos llenos de cariño.

Lupe dijo...

Hola Carmen.

¿Con que tirillas, eh? Vaya como demostró que era todo un partido. Y es que eso del refrán no falla: Las apariencias, engañan.

Bonita historia, Carmen. De esas romanticonas que ya no se dan. Me gustó leerte.

Un abrazo.

Lupe

Cecy dijo...

Verónica da fe que soñar es lindo y tener la convicción intacta de sus deseos, ha convertido a su amor en realidad. Y con toda la clave de este jueves.
Si, Señora!

Un abrazo :)

Alis Imaginaria dijo...

Bonito cuento. Con final feliz, que se agradece, y moraleja. Además has hilado todas las palabras...

Un abrazo

juliano el apostata dijo...

yo quiero ser como verónica...aún más...mira que yo estoy en mi mundo desde ahce un buen tiempo o temporada...pero maldita sea, no encuentro ese tipo de amante¡¡
medio beso, guapa carmen.

*L* dijo...

Ainssssss... Sólo faltaron las perdices. :)

Hija, qué ñoña me estáis poniendo con tanto contento por historias de amor en vuestros relatos.

Snif, snif... Pañuelico al canto, joerrrrr... Tengo las hormonas a tomar por saco. Sin duda.

Besos, Carmen.

Carmen Andújar dijo...

Gracias Lucia, Juliano, Lupe, "L",Cecy y Alis imaginaria. Hay que ponerse alegre de vez en cuando, ya está bien de tristezas.
Un abrazo

Pepe dijo...

La apariencia de las personas nunca debería de llevarnos a juzgarlas, pero así somos los humanos. Me alegra el final feliz de tu historia.
Un abrazo.

casss dijo...

Muy romántica te veo, aunque amenazabas con mal final. Por suerte pudimos ver y comprobar una vez más, que las apariencias engañan!!! (en un otro y otro sentido, jajaja)

Un fuerte abrazo.