MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 8 de febrero de 2012

ESTE JUEVES UN RELATO



EL ARTE DE OBSERVAR

Cola para observar el final de
Autor: ELSILENCIO

No se que hago yo aquí, somos como borregos, donde hay una cola, vamos todos detrás; pero bueno… de todas maneras debe haber alguna cosa que valga la pena, porque los que suben, están mucho tiempo contemplando lo que sea, aunque desde aquí no lo veo. Lo extraño es que no observo a nadie bajar, seguro que otra escalera se encuentra en la parte oculta.

Vaya sala tan vacía, sólo el logotipo del título de la exposición reflejado en la pared. Estos artistas cada vez son más ridículos, tan simple lo quieren hacer todo que raya en lo absurdo. Ya llega una señora al final, su sombra se refleja encima de mi cabeza. Lo que no entiendo son las caras de las personas que me preceden, cabizbajos y taciturnos; pues si no quieren ver lo que sea que hay, que desaparezcan, ya son ganas de hacer cola.

Ya me queda poco para llegar al final, seguro que veo la escalera de bajada, tiene que existir sino no entiendo… Estos escalones cuestan de subir, son muy empinados; pero mucho, desde abajo no me los imaginaba así. Venga ánimo, sólo me queda uno y llego... Madre mía que luz tan enorme, no veo nada; pero nada, me siento inundado por ella, es precioso, de pronto me siento ligero, no peso, voy desapareciendo por momentos, alguien me coge la mano, son seres iluminados, llenos de luz. Entonces me miro, y yo… también lo soy, formo parte de ella, yo soy, esa luz.



22 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Jejeje, Carme, angelito iluminado, vale la pena esa cola, conozco al artista, uno que vive arriba, me parece, dudo y sigo en la cola.

Wendy dijo...

Hola Carmen:
Bien por preguntarte si no hay otra escalera al final, y viene a ser esto como el mito de Sísifo...
Mañana jueves, religiosamente, mi relato. Estais cordialmente invitada
Wendy

Matices dijo...

La luz encierra muchas cosas entre ellas vitalidad, supongo que por eso la apreciamos tanto...

Besos!!!

Manuel dijo...

Pensamientos del personaje guardando cola, en este caso tu matíz es de final feliz comparado con los pensamientos previos.
Un beso

MARU dijo...

La luz al final del túnel o de la escalera, en este caso... Hemos coincidido en el planteamiento.

Me ha encantado. Un besito, amiga.

Verónica Marsá dijo...

A ver, a ver si al llegar al final del borreguismo encontramos esa lucecita y si va acompañada de un clavo en la poltrona, pues mejor, así nos levantamos y nos ponemos en marcha.

Besito.

Encarni dijo...

Mira que bien! Tu relato podría llamarse el final de... la oscuridad. Me encanta la luz, y que te hayas convertido en luciérnaga, ahora me quedo más tranquila en la cola, esperando mi turno :))

Un beso.

Carmen Andújar dijo...

Soy así de optimista, la luz en ka que todos nos podemos convertir, si tenemos paciencia y cumplimos con todos los pasos previos.
Un abrazo a todos y todas

José Vte. dijo...

Al final todos seremos luz, bien llevado el relato, unir una realidad artística y cotidiana (las colas, el arte)con otra ambiguamente metafísica queda de lo más sugerente.

Un abrazo

Sindel dijo...

Esta vez la luz no está al final del túnel si no de la escalera!!! Que tremendo estar en esa fila y no darse cuenta lo que es. De todas formas parece que al llegar la luz y la sensación vivida es maravillosa, no deben dar ganas de volver.
Un abrazo

CAS dijo...

Final de orquesta, tiene tu relato. A la mayoría nos ha inspirado sensaciones negativas. Tú has coronado ese relato con la visión más optimista y me alegro: yo soy la luz...

Muy bueno, Carmen.

Besos y abrazos mil!!

gustavo dijo...

destacar lo primero que esto que has escrito es un soliloquio...un soliloquio que en su primera parte tiene , estoy seguro de ello, reminiscencias de aquella obra de cinco horas con mario.."¡ya son ganas de hacer cola!", dices en un momento dado...y este tipo de frases, a mí me lo parece, me llevan a la protagonista de esa obra de delibes...
por otra parte, la segunda parte de este relato tuyo, carmen, digamos que adquiere un carácter...¿de subliminidad...de...no me sale la amldita palabra, pero tiene que ver con el más allá, tiene que ver con los cielos a los que esatmos destinados?...
hay dos partes claramente diferenciadas, la una, la del prota, la de un rota de pie a tierra, y la segunda, la del mismo prota, ya diría yo que no mundano, si no medio ¡ESO, LUZ HECHO!!
medio beso...
p.d.
ah, es la transformación de lo terenal en sublime...

Medea dijo...

Bueno Carmen, aunque vemos la luz del mismo modo, séase como un final, tu visión es más positiva, tú ves el principio, volver a ser energía, seres de luz cuando te llega el turno.¿¿Sera esa luz el principio del fin?? Bonito planteamiento el de tu visión.
Un beso guapa

Ceci dijo...

Coincido en destacar tu visión optimista respecto del despues, de lo que viene tras eso que nos muestra la escena abierta a cualquier interpretación. Me gusta como está narrada esa sensación en primera persona del que va en fila como al matadero, su curiosidad puede mas que sus dudas, convengamos que desde abajo las señales son negativas: no se los ve bajar, no se ve si hay una escalera posterior, etc, y y sin embargo te descuelgas Carmen con: vamos hacia la luz, nos unimos a ella en una síntesis perfecta, pues somos seres de luz.
Muy bueno Cármen!
Te mando un abrazo

Carmen Andújar dijo...

Gracias, José, Medea, Gustavo,Cass Sindel y Ceci, eso creo yo, que todos somos luz y al final volvemos a
ella y nos unimos con el todo. Sería bonito. Prefiero ser optimista.
Un abrazo a todos

alfredo dijo...

Optimismo a raudales, y un final cegador que transporta a los sueños deseados. Aunque no pronosticados por la protagonista, que a punto ha estado de morir en el intento.
Como en un cuento, al final la luz.

Besos

Pepe dijo...

Carmen: Me gustan los cuentos con final feliz a pesar de que yo sólo fuí capaz de ver "seguramente nada" allá donde la luz. Merece la pena esa espera, esa cola, si al final nos inundamos de luz confundiéndonos con ella.
Un abrazo.

rosa_desastre dijo...

A pesar de la ausencia de color, a pesar de todo lo negativo que nos deja la imagen, tu apuestas por ser la luz....
Aunque si se entiende la luz como premio al final del tunel, si hay alguien que te lleva de la mano alejandote de la escalera...me da un poco de miedo. No, no quiero que me lleven...aun. ¿Dónde esta la escalera que me bajo yaaaaaaaaaaa?
Besos

San dijo...

Carmen final feliz y muy luminoso, tu personaje aguardó su turno para ver si merecia la pena esa espera el mio se aburrió , eso de la luz no le llamó la atención !lo que se perdioooo!.
Besos.

Juan Carlos dijo...

Bien, la espera es para una conversión en un ser de luz. Imaginativo y abierto final.
Besos.

Gastón Avale dijo...

ufff...una luz reveladora... una luz que llegó con verdades inesperadas... una luz que da brillo a los sentidos dejados a un lado... hermoso relato.... NO POR NADA ESO ES: MEZCLAR ARTE! BESOS!

Carmen Andújar dijo...

Ya sagéis que soy un poco romántica, y me gustan los finales felices, si puede ser; aunque a veces en mis relatos soy totalmente contraria. Esta vez lo vi claro.
Un abrazo a todos