MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 15 de febrero de 2012

ESTE JUEVES UN RELATO



YO TENGO UN SUEÑO



Tengo un sueño, donde el mundo acaba, lo destruimos entre todos, la contaminación llega al máximo por culpa de los gobiernos que hicieron caso omiso de lo que pronosticaron años atrás. La gente comenzó a llevar máscaras para poder respirar, y se cubría de ropa fabricada con unos materiales especiales para no quemarse por los rayos de sol, porque la capa de ozono ya no existía.

Una nave espacial recoge a los últimos habitantes y los lleva a un planeta con las mismas características de la tierra, que hacía tiempo descubrieron en otra galaxia Quedaban pocos seres humanos, la mayoría murieron sin remedio; estos últimos tuvieron suerte y montaron en esta nave, que tardaría un año en llegar a su destino. Allí comenzarían de nuevo y tal vez si habían aprendido la lección, no regresarían las guerras, la especulación, y el reparto de la riqueza sería equitativo. Todo el mundo tendría sanidad y educación gratuita y existiría una democracia plena, podrían opinar sobre todo, y se decidiría lo mejor para la mayoría. Dicen que es un planeta verde, con mucha agua, vamos, como el nuestro hace miles de años. No se han observado señales de vida como la nuestra, lo máximo, pequeños animales que la habitan. Ideal, un planeta completamente virgen y dispuesto a ser habitado. El camino es largo; pero merecerá la pena.

En ese momento despierto y me queda un mal sabor de boca, ¿sería posible algo así? Tal vez; pero lo que no me quedaba nada claro era ¿seguro que habremos aprendido la lección, o la tentación nos haría regresar sobre nuestros pasos? Ya veremos, yo, seguro que no lo veré.




20 comentarios:

San dijo...

Sería horrible llegar a ese punto de destrucción. Carmen espero que en este caso no se haga realidad.
Un fuerte abrazo.

MARU dijo...

Espero que ese sueño no se cumpla nunca...bueno, más que sueño creo que es una pesadilla.
Besitos

Natàlia Tàrraco dijo...

Carme, creo que ese planeta es el nuestro, el mismo que hemos destrozado poco a poco, desde siempre ¿sólo nos queda soñarlo?
Esperemos en la esperanza soñándola despiertos.
Petonet amiga.

Wendy dijo...

Hola Carmen.
Hay sueños que, a la hora del te, se vuelven pesadillas. Este es un caso.
Por ahora, un bun café para la mañana :)
Wendy

Pepe dijo...

Carmen. Tal vez sea una premonición de ese apocalipsis al que parece que nos encaminamos con nuestra sinrazón. Unos pocos supervivientes de un mundo destrozado, recomponiendo ese mismo mundo para, tal vez, volver a destrozarlo.
Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Desde luego, es una pesadilla; pero, tal como están las cosas, nunca se sabe. Además ya se sabe , el hombre siempre tropieza con la misma piedra. Gracias a todos por vuestros comentarios
Un abrazo

Sindel dijo...

Es una pesadilla que no está demasiado lejos de ser realidad si nos ponemos a pensar en lo que estamos haciendo hace unos años con nuestro planeta. Ojalá si llegara a pasar, los pocos que queden hayan aprendido la lección de vida, y puedan crear un mundo mejor libre de todos esos males que vivimos día a día.
Un abrazo.

José Vte. dijo...

Los seres humanos somos tan ceporros y cerriles que seguro que tras una hecatombe, encontramos otro paraiso y lo volvemos a contaminar. Lo llevamos en los genes.
Mejor no vivirlo.

Un abrazo

Matices dijo...

La realidad que nos espera, lo que no se es si este sueño que nos relatas será una utopía o llegará a ser cierto. Espero no ver un mundo tan asolado por la mano del hombre.

Besos!!!

Gastón Avale dijo...

volver sobre nuestros pasos... eso es algo que en un sueño podría hacerse realidad... y quien dice que.... eso que has visto no era el comienzo y hoy estamos como estamos... ¿qué sería mejor?...eso tampoco lo veré yo...jeje... un beso!

Maria Liberona dijo...

en realidad no se.. si es un buen o mal sueño quizás algo agridulce y una sensación un tanto extraña que me deja con los pelos de punta y ... con demasiadas dudas...

Encarni dijo...

Uyy, como sueño debería ser un sueño colectivo, es decir deberíamos soñarlo todos/as, y sentirlo para tomar conciencia de lo que puede llegas a pasar por nuestra mala gestión de los recursos naturales.

Un abrazo juevero en viernes :)

alfredo dijo...

Ese sueño Carmen, mil veces que volvieramos a nacer, mil veces lo volveriamos a tener.
Ese Planeta Verde del sueño nos da la oportunidad de disfrutarlo y nosotros, no le damos a él ninguna oprtunidad de sobrevivir.
Desgraciadamente lo mataremos y moriremos con él.

Felices sueños.

Besos

Carmen Andújar dijo...

Gracias Sindel, Matices, Gastón, Jose,María, Encarni y Alfredo. Son sueños que ojalá no se hagan realidad.
Un abrazo

CAS dijo...

Quiero creer que algún día aprenderemos la lección, aunque sea, es deber aprenderla en nuestro mínimo, minúsculo e insignificante mundo cotidiano. Soñemos el microespacio, y hagamoslo posible, de otro modo moriremos en todos los intentos y volveremos a escribir la misma desgraciada historia.

A ves pienso (no sueño) si no será mejor juntar todas las cartas y barajar de nuevo....

besos ya abrazos mil

Inma Brujis dijo...

Ya sabes que según los mayas, es pasará a fnales de año...
Espero que no porque me ha entrado una congoja...
Besosssssssss

Manuel dijo...

Un sueño que aprovechas para plantear la cuestión de si aprenderiamos la lección.
Yo creo que si, que aprenderiamos la lección pero solo seria cuestión de tiempo que nos volvieramos a ver en lamisma situación. El ser humano tiene esa tendencia colectiva, su comportamiento social es viral.
Un beso

Liwk dijo...

Un sueño como pocos. De esos que te despiertan de una forma muy física, seguro.
Tal vez el sueño dentro del sueño sea precisamente ese, que aprendamos la lección y que lo hagamos tal vez ahora, que estamos despiertos, y cuando todavía podría haber salvación.
Gran relato.
Un abrazo rezagado.

Medea dijo...

Sabemos que nuestro planeta ya no es lo que en su día fue pero aun mantengo la esperanza de que aún estemos a tiempo de enmendar las acciones que lo están echando a perder, esto no sucede de un día para otro así que espero que la educación que se nos ha ido dando ya venga de serie en nuestros hijos y nietos y…nunca llegue el momento de tener que abandonar nuestro planeta azul porque ya sea inhabitable.
Un besito Carmen.

Juan Carlos dijo...

Pesadilla más bien. Qué horrible, más horrible por lo factible que puede ser.
Brindando porque ese día no llegue, te mando un beso.