MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

martes, 7 de septiembre de 2021

La vida es un enigma

 Está claro que la vida es un enigma, se sabe como comienza; pero nunca cómo acaba, bueno, una cosa si sabemos, que nos moriremos; sin embargo no tenemos ni idea cual será la causa

A veces te levantas contenta, otras triste y no sabes el por qué, otras cambias de humor cada hora y también ignoras el por qué.

Yo he llegado a la conclusión que no nos conocemos, sobre todo porque muy pocos se miran por dentro, y está claro que para conocer y entender a los demás, primero hemos de conocernos nosotros.

Ahora se habla mucho de las enfermedades mentales, desde luego desde la pandemia más. El conocerse una misma es una buena herramienta para poder ayudar a solucionar determinados problemas mentales, no todos claro está; pero algunos si.

En conclusión, mirarse de vez en cuando por dentro es una buena medicina para el espíritu.

8 comentarios:

Campirela_ dijo...

Y tanto que es un enigma pero bello de vivirlo. El saber conocerse a uno mismo es algo esencial pues contra más nos conocemos más nos entenderemos y sabremos pq esos cambios de humor que bien cierto que es ..y su explicación tendrán. Un abrazo.

Albada Dos dijo...

Una reflexión en voz alta más que oportuna. Si no nos concemos, no podemos estar bien con nosotros mismos, por eso la gente huye del silencio y la soledad, y así nos va.

Un abrazo

Ester dijo...

Mirar dentro nos hace reflexionar y conocernos y eso ayuda a conocer nuestra situación y la relaciones con los otros. Saltibrincos

CARMEN ANDÚJAR dijo...

Gracias Campirela. Si que es bello vivirlo; aunque a veces nos cuesta reconocerlo
Un beso

CARMEN ANDÚJAR dijo...

Gracias. Es verdad, hay personas que no soportan el silencio, supongo que será por no oír cosas que no les gustan.
Un abrazo

CARMEN ANDÚJAR dijo...

Gracias, es muy importante, más de lo que muchos piensan.
Un abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Intento hacerlo a cada paso. Un abrazo

CARMEN ANDÚJAR dijo...

Y yo, me cuesta; pero lo intento.
Un abrazo