MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 10 de abril de 2019

ESTE JUEVES...RELATO


                                             ÁKROS Y STIKHOS



Nuestro amigo de la transtienda del pecado nos ha puesto un trabajo que parece fácil; pero a mi me ha costado bastante, que es hacer un acróstico; pero que quede justo enmedio de unas frases, y para ello nos ha dado cuatro palabras a elegir; ALBORADA, CARRUSEL, LIBÉLULA Y MISTERIO.. Yo he escogido  LIBÉLULA, a ver que tal salió, no se pareció mucho al bicho; pero bueno me lo perdonáis.


 Me gustaría tener un vestido de  tuL
 convertirme en esa bailarina para tÍ
 y volverme sirena en aquel cinecluB
 Partamos otra vez juntos a ese cafÉ
                                                    Los dos hablaríamos otra vez de la vida.
                                                    Un reloj modernista nos daría la hora.
                                                    La camarera nos tendría que avisar.
                                                    A partir de entonces, unidos para siempre.


MÁS ACRÓSTICOS EN LA TRASTIENDA
                                                              
                                                                                                                        
                                                                 
                                   












 

 


                                                        

                                                        
                                                       
                                                      
                                                       


















miércoles, 27 de marzo de 2019

ESTE JUEVES...RELATO

                                                          CASA DE VECINOS
 
Solo tenía cuatro años y no sé si me acuerdo o mi madre me lo ha explicado tantas veces que es como si yo misma me acordara. Hasta los cinco años vivía en Badalona, en una casita muy pequeña, enganchada a otras casas formando un círculo que era un patio, no muy grande pero coqueto, en cuyo centro había un pozo, de eso si me acuerdo y las vecinas disponían en sus ventanas unas macetas con unas flores y plantas que daban mucha vida a aquella pequeña familia. Vivíamos con estrecheces pero felices, nos ayudábamos los unos a los otros y si alguna vez me tenía que cuidar una vecina me cuidaba mientras mi madre salía a comprar. En el patio montábamos muchas veces fiestas y nos lo pasábamos muy bien..
 Como veis los que tenéis facebook, últimamente me ha dado por cantar para promocionar mi libro, cualquier excusa es buena para hacerlo. Pues bien esto me viene de pequeña. Mi madre era muy cantarina y claro yo la imitaba. Un día de esos que hicieron una fiesta en este patio, me vistieron con un vestido largo, un sombrerito y un abanico en la mano, me subieron en una especie de escenario improvisado, y allí mismo me puse a cantar: Cachito, cachito
                             Cachito mío
                             Pedazo de cielo que
                             Dios me dio.
Yo no me daba cuenta de nada solo cantaba la mar de a gusto; pero en ese momento se asomó mi madre y yo la vi, entonces se acabó la canción, me dio tal vergüenza de que me viera que me tapé la cara y no quise seguir por mucho que me insistieron. Entonces me di cuenta de que esto de hablar y cantar en público no era lo mío y más si me veía mi madre, ¡hay que ver que cosas tiene la vida!

 MÁS CASAS DE VECINOS EN CASA DE Mª JOSÉ

miércoles, 20 de marzo de 2019

ESTE JUEVES...RELATO










                                                       EL CAMBIO CLIMÁTICO



                                                                     

Cuando vi lo que esta criatura Creta Thunberg había conseguido en poco tiempo, francamente me quedé de piedra. He de decir que tuve una grata sorpresa, nunca pensé que una niña pudiera hacer el trabajo nuestro, que al fin y al cabo somos  los que deberíamos realizarlo.. Manifestarnos cada viernes  en todo el mundo, o cada sábado sino se puede el viernes por cuestiones de trabajo, protestando por lo que se está haciendo con el planeta. Está claro que poco a poco parece que nuestros políticos, e incluso el pueblo llano se está haciendo consciente de lo que sucede; pero tan poco a poco que no sé si llegaremos a tiempo. El otro día oí en la radio que unos científicos habían ido a la antártica y que el hielo había disminuido desmesuradamente y que esto no paraba. Aún y así son muchos los políticos que se empeñan en decir que esto no es verdad, que se exagera porque alguien tiene unos planes secretos, no sé bien bien para qué, ¡Increíble! Como Donald Trump; pero que queremos, el pueblo es el que elige a sus políticos y a él lo han elegido democráticamente y si puede deshará todo lo que hizo su antecesor para demostrar que él es mucho mejor. Fijaros si cree que es mejor que tiene como máximo objetivo  poner un muro caiga quien caiga, reventando la caja fuerte de estados unidos si es posible, para que no entre ni un mejicano más, que se queden en su casa y se aguanten con su vida, o mejor dicho con su mala vida, que él no tiene culpa. Pues bien como este tipo y otros del mismo estilo, lo del cambio climático lo tienen superado, por lo que es difícil hacerles entrar en razón, y que intenten al menos cumplir los tratados mundiales de emisiones contaminantes.. Trump cuando piensa que no va con él, se levanta de la mesa  y asunto acabado.
En fin, que yo aplaudo a Greta Thunberg y bien haríamos si la apoyáramos todos, porque cada día tengo más claro que el pueblo será  el que arregle esta catástrofe y si acaso empujará a los políticos para que se apunten y se encuentren tan presionados que no tengan más remedio que actuar.
MÁS CAMBIOS EN CASA DE LA BITÁCORA
                   

miércoles, 13 de marzo de 2019

ESTE JUEVES... RELATO

                                                             LIBERTAD
 
Sobre la palabra libertad la verdad es que se ha especulado mucho. Siempre se ha dicho que la libertad de uno empieza donde acaba la del otro. Es una palabra muy seria, y se utiliza más de una vez de una manera muy frívola, sobre todo ahora, donde la libertad de expresión está tan cuestionada.
Para mí la libertad es algo precioso que tiene muchas connotaciones. Muchas veces pienso, querría tener la libertad de un pájaro, volar, sentirme ligero, que la gravedad no fuera un problema, seguro que me dolerían menos los huesos, los músculos, en resumen todo el cuerpo, ahora, tal vez  tendría otros problemas, flacidez, etc...
También se habla mucho de la  falta de libertad de una persona, estar en la prisión merecido o no merecido, unas prisiones que la verdad solucionan poco los problemas de  delincuencia. Se les supone que están para reinsertar los delincuentes y la verdad es que no lo hacen demasiado, castigan pero no reinsertan, esto es bien cierto, años y años que no les devuelve nadie y cuando salen viene lo siguiente, el regresar a la normalidad; pero casi nunca llega esa normalidad, al menos llega en pocos casos. Aquí la libertad se convierte en lo más preciado que tiene el ser humano; aunque a veces no se aprecie hasta que se pierde. Es difícil solucionar los problemas de la delincuencia sino es por medio de la cárcel. Esta discusión daría para una tesis doctoral, y ni yo ni muchos de vosotros sabrían como hacerlo; sin embargo si nos damos cuenta  que tal como está montada la sociedad, las prisiones solucionan poco.
Acabo  diciendo una frase del escritor británico George Orwel: “Si la libertad significa algo, es el derecho de decir a los demás lo que no quieren oír”
 MÁS RELATOS EN CASA DE INMA

miércoles, 20 de febrero de 2019

ESTE JUEVES...RELATO

                         JE T'AIME...MOI NON PLUS
 
París por muchos llamada la ciudad de la luz, la ciudad del amor, en fin una villa que no dejaba a nadie indiferente. Precisamente por eso Juan decidió darle la sorpresa de su vida a Laura, su novia, comprándole un billete para dos a París. Las cosas últimamente no iban muy bien en la pareja, pequeñas desavenencias que les hacía dudar muchas veces de su amor.
Cogieron un vuelo directo de Barcelona a París y llegaron al hotel sobre las siete de la tarde del sábado. Un sábado donde el calor casi se podía cortar, no era normal en la capital de Francia. La habitación del hotel era preciosa, con unas excelentes vistas a la torre Eiffel, Laura observaba; pero no abría la boca hasta que Juan le dijo:
-         ¿Te gusta?
Ella sin mucho entusiasmo le dijo: --Si claro.
De pronto Laura miró a Juan y le comentó: ¿que te parece si cenamos en la Torre Eiffel?
Juan no se lo esperaba y solo pudo decir un tímido sí.
A las nueve se presentaron en la segunda planta de la torre en el restaurante Jules Verne, de gran renombre y con unas increíbles vistas de todo París. Cenaron grandes exquisiteces, vieron París a la luz de la luna, era todo una visión. Se cogieron de las manos y Laura le dijo a Juan: ¡Je t’aime Juan! Esa frase retumbó en la cabeza de Juan, sonaba poética y como nunca sintió a Laura expresar sus sentimientos. Él solo alcanzó a decir: -Yo también a ti.
Pagaron la cuenta y cuando bajaban por la primera planta, Laura había oído nombrar unos baños nuevos que inauguraron hacía poco, decían que eran una preciosidad, y  solo tenían vigilancia cuando la masa turística era muy grande. Cogió a Juan de la mano y lo introdujo en uno de esos baños, con las paredes de un rojo veneciano precioso, aquello le atraía muchísimo. Casi sin pensarlo lo tiró hacia la pared y en menos de un minuto estaban allí desnudos haciendo el amor desaforadamente, como nunca lo hicieron, con la adrenalina subida  pensando que alguien los podía cazar. Fue algo maravilloso, algo tan diferente que abrió sus canales de energía al máximo y fueron los seres más felices de la tierra.
Cuando acabaron, con sumo cuidado se vistieron y en silencio salieron de aquel espacio tan singular, llegaron al hotel y nuevamente en la cama repitieron acariciándose cada parte de su cuerpo hasta que poco a poco llegaron a ese clímax tan deseado, y ya  exhaustos quedaron profundamente dormidos, con aquella frase resonando en la cabeza de Juan: ¡Je t’aime!
 MÁS AMOR EN CASA DE BUFÓN

miércoles, 13 de febrero de 2019

ESTE JUEVES RELATO...

                            LA FUERZA DEL AMOR
 
Aquella niña tímida con gafas, la verdad es que el primer día que entró en el instituto  lo hizo con pocas ganas, no le gustaba ir a un centro nuevo, se sentía pequeñita, con tantos niños alrededor que no conocía, nada más que a dos o tres niñas con las que no se llevaba muy bien, porque eran muy pijas y no le gustaban; pero bueno, lo mejor es que empezaba una etapa nueva en su vida, muchos más profesores  y asignaturas que nunca había oído nombrar como la tecnología, igual le gustaba.

Ella nunca se fijó mucho en los niños, los encontraba muy brutos y poco sensibles; pero aquel día si que se fijó en uno, era como ella pero en niño, apartado del grupo y pensando en las musarañas, no parecía que hiciera mucho caso de las clases. Poco a poco esa curiosidad se convirtió en algo más, hasta que un día se sentaron juntos y comenzaron a hablar, tenían muchas cosas en común, les gustaba leer libros de fantasía y también dibujar.

Sin darse cuenta acabaron los estudios y Alba y Sergio que así se llamaban se convirtieron uno en la sombra del otro; pero como eran tan tímidos no pasaron de ser buenos amigos. Él se fue a la universidad a estudiar Diseño y ella Sicología y aunque al principio se llamaban a menudo, e incluso quedaban y hablaban de sus experiencias en la universidad, poco a poco perdieron el contacto

. Al cabo de cinco años Alba salió con unas amigas a la discoteca, no le gustaba mucho;  pero la convencieron y se dejó llevar. Se sentó al lado de la barra, tanto ruido no le iba., no se podía ni hablar. Empujada por sus amigas salió a la pista y comenzó a bailar. De pronto cambió la música a lenta y Alba se empezó a retirar, sin darse cuenta chocó con un chico, se dio la vuelta para pedirle perdón, se miraron y una chispa saltó, era Sergio y estaba guapísimo, había cambiado mucho. Como si cada uno dispusiera de un imán que los atraía, se agarraron y comenzaron a dejarse llevar por aquella música que los balanceaba.

A partir de ese día no se separaron nunca más, Sergio era el hombre de la vida de Alba y Alba era la mujer de la vida de Sergio. La timidez por fin quedó a un lado y un suave beso selló su amor eterno.
 https://soundcloud.com/carmen-andujar-zorrilla/my-recording-12
Este enlace va a parar a un audio mío, a ver si os sale.
MÁS FUERZAS DEL AMOR EN CASA DE PEPE

miércoles, 23 de enero de 2019

ESTE JUEVES...RELATO

                                                  RELATO CON REGLAS
Dorotea nos propone un relato con reglas, y esas reglas consisten en un paquete con tres palabras y una letra, nos da diferentes paquetes y hemos de escoger uno, yo he escogido el siguiente:
G
Doblete
Egoísta
Finanzas   

 
GOTA MALAYA

Aquel día me había despertado con un fuerte dolor de cabeza, mi cuñado estuvo toda la tarde calentándomela como una gota malaya, que si el dinero de la herencia nos debíamos de repartir así o asá, era insufrible. A mí la verdad es que me daba un poco igual, no eran mis padres; pero tampoco estaba bien que día si y día también intentara convencer a los demás que la mejor manera de repartirnos ese dinero  era realizando  una inversión; pero ¿De qué inversión me hablaba? Era el peor sujeto en finanzas que había conocido durante toda mi vida. La verdad es que nunca le salió bien ninguna. Una vez nos dijo que participáramos en un negocio fabuloso según él, que como mínimo haríamos el doblete de lo que invirtiéramos, casi nos convence, quería que pusiéramos dinero en unas pelotas que daban unos saltos espectaculares y que serían el juguete de moda de los niños, seguro, se había informado bien. Yo no me fié, se lo dije a mi marido que estuvo de acuerdo, y menos mal que no entramos en ese negocio, el pobre lo perdió todo. Al principio parecía que iba bien y  yo me alegraba; sin embargo después vinieron los problemas, algunas de las pelotas estaban defectuosas y comenzaron a provocar accidentes a muchos niños, roturas de piernas, dislocaciones, y menos mal que no murió nadie, en fin un lío de tres palmos de narices, y es que en el fondo mi cuñado era un poco egoísta, cuando se le metía algo entre ceja y ceja, como digo, se convertía en la gota malaya hasta que lo conseguía; pero no, conmigo lo llevaba claro nunca cedería, aunque no respondía por los demás, según  el aguante que tuvieran, de momento me voy de vacaciones y  cuando regrese seguiremos hablando.
MÁS RELATOS CON REGLAS EN CASA DE DOROTEA