MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

jueves, 29 de noviembre de 2018

ESTE JUEVES...RELATO

                                            HISTORIAS EN BLANCO Y NEGRO
                              UN OBJETO DE LO MÁS EXTRAÑO

 
Era por 1940, hacía poco que se había acabado la guerra. Angel  y sus once hermanos les gustaba correr por los campos de Extremadura, y jugar, y que mejor juego que la guerra, era lo que hasta hacía pocos años les vieron hacer a los mayores. Tomaban prestados cascos de algún familiar suyo y se fabricaban pistolas y fusiles de madera, con ramas de árbol y cuerdas para aguantar todas las piezas. En sus mentes inocentes, intuían todas las penurias que pasaron sus padres para sacarlos adelante, en una época tan convulsa como fue aquella, por suerte eran muy pequeños y casi no recordaban aquellos momentos de escasez y hambre, hambre que con la posguerra no disminuía demasiado porque contaban con las cartillas de racionamiento que les llegaba justo para comer. Sus mentes infantiles, como si fuera  un escudo protector, tenían la capacidad de hacer desparecer todo lo malo, y que mejor antídoto para ello que el juego.  
En esa época era muy frecuente encontrarse bombas, granadas y otras armas,  que no explotaron en su momento, y se encontraban desperdigadas por todas partes. Poco a poco se iban recogiendo; aunque aún quedaban muchas. Y una de esas por desgracia fue la protagonista de esta historia. Ángel encontró algo que parecía una piedra, un poco más redondo, lo cogió y se lo enseñó a los tres amigos que iban con él. A todos les pareció muy atractivo, pesaba mucho, y pensaron que era una piedra muy extraña. Ángel la movió con la mano, parecía que tenía algo dentro, y la curiosidad pudo con ellos. Agarró una piedra y empezó a golpear aquel objeto  tan raro; pero no se abría, sin embargo  no se dieron por vencidos, agarraron una piedra más grande y empezaron a golpear más fuerte,  y en ese momento, una explosión les hizo saltar a los cuatro por los aires, Todos heridos, uno la espalda llena de metralla, Ángel con dos dedos sangrando, con dos falanges menos, a otro le alcanzó al ojo y el cuarto fue el herido  más leve. , solo unos cuantos rasguños. Por suerte ninguno murió; pero el susto y el disgusto para sus padres fue enorme,   Desde luego  como dice el refrán, nunca más jugaron con fuego.
Este es un homenaje a mi padre y tantos niños que no tuvieron la suerte que él tuvo y no solo perdieron las falanges de dos dedos, sino que fallecieron víctimas de todos aquellos objetos maléficos de una guerra, que dejó miles de familias fragmentadas y rotas de dolor.
MÁS FOTOGRAFIAS EN BLANCO Y NEGRO EN CASA DE INMA

jueves, 22 de noviembre de 2018

ESTE JUEVES...RELATO

                        EL VIAJE DE TU VIDA
 
Un día soñé que hacía el viaje de mi vida, que viajaba por las estrellas y recorría todos los planetas, un día soñé que por fin volvía a coger un avión y viajaba a tierras lejanas donde casi nadie había puesto sus pies.  Un día soñé que me montaba en una bicicleta y realizaba el camino de Santiago, me costaba; aunque al final veía que había merecido la pena. Un día soñé que subía por una montaña muy alta, muy alta, me agarraba fuerte con las manos, me apoyaba fuertemente con los pies, y subía y subía, las gotas de sudor caían por mi frente como torrentes; pero al final descubría que la cúspide estaba al tocar,  me esforzaba para llegar, y lo conseguía. Un día soñé que buceaba por los océanos más bonitos del mundo, llegaba a observar peces que jamás vi  en mi vida, me saludaban, yo los saludaba a ellos, y no me pasaba nada, no existía el miedo, solo la alegría de disfrutar con aquella maravilla. Un día soñé que se me iban todos los miedos y que poco a poco mis sueños de viajar muy lejos se cumplían; aunque cuando me desperté, todo seguía igual. Entonces comprendí que nadie más que yo y mi voluntad, serían capaces de conseguir que esos sueños se convirtieran en realidad.
MÁS VIAJES EN CASA DE ALBERTO

jueves, 15 de noviembre de 2018

ESTE JUEVES...RELATO

                                    

                                   EL TRABAJO, UNA MALDICIÓN BÍBLICA
 
Sobre esto, se podría hacer todo un estudio. De hecho desde que en la Biblia se pronunciaron esas palabras, un poco ha sido así, Te ganarás el pan con el sudor de tu frente, lo que pasa que algunos más listos se lo han ganado con el sudor de la frente de los demás, explotándolos y a veces robándoles. También se dice que el trabajo dignifica, y algo de razón tiene porqué estar sin hacer nada es muy aburrido, y parece un poco, o al menos lo parecía, que el que no trabajaba era un gandul, cosa muchas veces errónea, porque se encontraba en el paro forzoso.

También es verdad que hay trabajos y trabajos. Lo ideal sería que trabajásemos en algo que nos gustara y nos realizara como personas; pero eso es tan difícil, y sobre todo en los tiempos actuales, donde hay tan poco, y el poco que hay por poco tiempo, o sea precario, que nos tenemos que aguantar con el que nos den.

Siempre se ha dicho que uno ha de perseguir sus sueños; pero solo lo consiguen unos cuantos elegidos, y  la mayoría se quedan en el intento. De todas maneras, ya estaría bien si ese trabajo te satisficiera y de vez en cuando te diera alegrías. Yo creo que a eso debemos de aspirar todos y todas, a un trabajo en el que nos encontremos a gusto, con buenos compañeros y  un jefe respetuoso y que sepa escuchar, vamos algo así como una familia a lo grande, bueno  eso sería ideal. Mientras tanto nos tendremos que conformar con lo que hacemos y llevarlo de la mejor manera posible.
MÁS MALDICIONES EN CASA DE PEPE

miércoles, 19 de septiembre de 2018

ESTE JUEVES...RELATO

                            
                          LA NATURALEZA QUE MÁS ME IMPRESIONA
 
 Sentada al lado de la ventana de la habitación de aquel hotel de alta montaña en Noruega, no podía de dejar observar aquel valle que tenía delante de mis ojos. Montañas de diferentes tonos se encadenaban hasta fundirse con la atmósfera que le rodeaba, y a la vez, un gran manto verde  limón tapizaba el suelo del valle, con unas pequeñas casas que lo poblaban, un pequeño río y  un camino curvilíneo que llegaba hasta el hotel donde me encontraba. Aquello era demasiado para mis ojos, de una belleza extraordinaria, tanta, que no tuve más remedio que intentar  plasmarla  en una pequeña acuarela, descubriendo poco a poco al coger el pincel, la gran variedad de verdes que se podían observar, mezclados con los grises de la roca, pocos en algunas de las montañas más llenas de vegetación y  muchos en las montañas secundarias que seguían a estas primeras. Poco a poco esas montañas iban adquiriendo tonos azulados  y lilas provenientes del cielo en las que quedaban confundidas, y a medida que pasaban las horas y cambiaba la luz, esos tonos se transformaban totalmente. Cuando acabé quedé un poco decepcionada, imposible plasmar tanta belleza; sin embargo había disfrutado intentándolo.
Sentía una sensación difícil de explicar, una emoción que rayaba con la felicidad, una felicidad que te hacía desconectar  del todo con el día a día , dedicándote solo a deleitarte con toda aquella inmensidad que te rodeaba, absorberla y llevarte aunque fuera un trocito dentro de tu corazón y por supuesto de la cámara, para que desde casa siempre que quieras, puedas rememorar esos momentos inolvidables de aquellas vacaciones de agosto del 2018.
MÁS BELLEZAS EN CASA DE DOROTEA

miércoles, 12 de septiembre de 2018

ESTE JUEVES...RELATO

                                                                  XENOFOBIA



Eliseo ¿Cómo estás? Tu última carta me ha dado ánimos para tomar una decisión.
Tanto que me ha costado acabar la carrera, y con esta  maldita guerra solo lucho por sobrevivir. Cada día tiran bombas, no sé hasta cuanto aguantaré, Tengo que marcharme de aquí sino perderé la vida. Ayer mismo me dirigía a comprar algunos víveres, y en medio del camino sonó la sirena. Casi no llego al refugio. Es una constante, tengo amigos  que se marcharon ilusionados para alistarse  con los rebeldes, contra el presidente Baixar al-Àssad. Al principio estaban muy contentos las cosas iban bien; pero desde que entraron en escena los rusos, todo ha cambiado, los atacan y los americanos no los defienden, porqué respetan demasiado a Rusia y no se quieren enfrentar. Yo me libré, no quería luchar; aunque en cualquier momento me vienen a buscar. No puedo seguir así, demasiada gente muerta, la vida no vale nada.  Cada vez se va más gente a Europa. Es verdad que es un riesgo; sin embargo aquí el riesgo es mayor y yo merezco otra cosa. Tu mismo me dices que has tenido suerte, que en Alemania después de una gran odisea, ahora eres feliz y tienes tu trabajo, así que amigo mío, yo, lo voy a intentar, no tengo miedo, la muerte ha pasado cerca de mí demasiadas veces, así que lo tengo claro. Espérame, pronto tendrás noticias mías.
Con afecto
Kalil
MÁS XENOFOBIA EN CASA DE DIVAGACIONES

miércoles, 1 de agosto de 2018

ESTE JUEVES...RELATO

                                     UN VIAJE CON...



  Me dirijo a la Costa Brava. He quedado con Dalí en Rosas, después ya iremos al museo. Desde que han inventado esa máquina que puedes tener a una persona fallecida viva de nuevo durante un día, nuestra vida ha dado un vuelco de 180º. Ya lo veó con su bigote característico y muy joven, lleva una camisa floreada y unas bermudas azules. Se me acerca y me reconoce al instante. Le invito a bañarse y estamos una horita refrescándonos. Después cogemos mi coche y nos acercamos a Figueras al museo Dalí. Cuando lo ve se le saltan las lágrimas al pobre.

--¡Ay Carmen, cuántas historias tiene este museo!

-- Me lo imagino.

Entramos y nadie lo reconoce, es curioso. Nos acercamos al primer cuadro conocido el de los relojes blandos, “La persistencia de la memoria”

-Mira Carmen precisamente este cuadro representa que el tiempo es relativo y a la vez queda en nuestra memoria, esos relojes blandos nos dan a entender que ese tiempo se deshace poco a poco y no vuelve. Lo pinté en una de mis épocas más melancólicas.

Después nos acercamos a otro cuadro donde se veía uno de sus Cristos crucificados, pero este era especial. Tanto Cristo como la cruz parecía que flotaban, y ni tiene los estigmas. Se llama Corpus Hipercubus. Y Dalí me dice:

--“Pinté una cruz hipercúbica en la que el cuerpo de Cristo se convierte metafísicamente en el noveno cubo, siguiendo los preceptos del discurso sobre la forma cúbica de Juan Herrera, constructor de El Escorial, inspirado en Ramón Llull”.

Ya sabéis como era él a veces, se le entendía poco, estaba en su mundo. El caso es que este Cristo es como el cuerpo místico glorificado en la cuarta dimensión y Gala desde abajo lo mira espectante asombrada y arrobada ante ese maravilloso cuerpo musculoso y glorificado.

Después de esta gran lección de arte seguimos admirando todas las demás obras y pronto se nos hace de noche, entonces nos dirigimos al puerto de Cadaqués donde Dalí pasó sus mejores años de juventud. Cenamos a la luz de la luna y hablamos largo y tendido de sus comienzos como pintor. En un momento dado lo miro a los ojos y le digo:
--Gracias por este maravilloso día.

--Grácias a ti por devolverme a la vida, aunque solo sea por un día.

Acabamos de cenar, nos acercamos a la playa, me miró, me dió un beso en la mejilla y desapareció como por arte de magía. Nunca lo olvidaré.
                          


 MAS VIAJES EN CASA DE DOROTEA
 

miércoles, 25 de julio de 2018

ESTE JUEVES...RELATO

                                  
                          LA SOLEDAD DEL ENFERMO MENTAL
 
Hace pocos meses me enteré de su muerte. Lo veía muchas veces por la calle, unas parecía una persona como cualquiera, hablaba de su afición por la pintura, e incluso algún cuadro del grupo donde voy a pintar aseguraba que era suyo, la verdad es que jamás lo supe. Muchos rumores decían que perdió la razón con la muerte de su mujer; pero en realidad no se sabe a ciencia cierta.
Tú tenías claro cuando se encontraba bien porque se afeitaba la barba, se cortaba el pelo e iba muy pulido, sin embargo se notaba de lejos si pasaba una crisis por su aspecto descuidado, la barba larga y el cabello también, además chillaba a la gente y daba un poco de miedo, mejor era no acercarse, no sabías lo que podía pasar. 
Su casa era la clínica mental de Torribera y allí acudía para comer y dormir. Era una persona que se dejaba ver bastante, así que cuando estuvimos tiempo sin verlo pensamos lo peor, y así fue. Una pena, nunca supe lo que verdaderamente pensaba, solo sabía su nombre, Jesús. Descanse en paz.
MÁS HISTORIAS EN CASA DE INMA