MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 6 de junio de 2018

ESTE JUEVES...RELATO

                                                         EL CUADRO

                                      LA MASÍA 
CARMEN ANDÚJAR


 
Hacía más de veinte años que no regresaba a casa. Cuando la vi, estaba igual, no había cambiado nada. De pronto me vinieron a la mente imágenes de mi niñez, jugando con los animales, ayudando a mi madre a limpiar el gallinero. Es verdad fui feliz; pero ese lugar también era el culpable de que yo marchara un día y no regresara hasta hoy. No, no quería aquella casa para nada, era la casa de mis padres, unos padres que nunca me comprendieron ni aceptaron que yo me casara con María, nunca cedieron, ni cuando nació su nieto, se puede ser más rencoroso.
 Desde aquella fuente, observaba la imponente masía rodeada de naturaleza. Si, tenía una belleza especial, no se podía negar; y aunque en el fondo sentía tristeza por tenerme que desprender de ella, era lo mejor que podía hacer, además, se encontraba demasiado alejada de nuestra casa en la ciudad.
Entraré por última vez. Aún conservan las fotos de cuando era pequeño, en un sitio tan principal como el comedor. No se olvidaron de mí; sin embargo el orgullo no les dejó dar el primer paso y yo... Mejor no pensar más, llamaré a la agencia. ¿Qué es eso? Mi caballito de madera, y está como el primer día que me lo trajeron los reyes magos, y es tan suave.
Quizás es muy precipitada mi decisión, me lo pensaré un poco más, siempre estoy a tiempo de venderla.
MÁS CUADROS EN CASA DE PEPE
 

17 comentarios:

Mujer Virtual dijo...

Casi siempre esperamos que los demás den el primer paso, quizás lo hicieron, pero estábamos tan ”ofendidos" y esperando algo distinto que no observamos.
Si queremos que algo cambie o se solucione, está en nosotros. Bonito relato, un abrazo.

Fabián Madrid dijo...

Siempre es mejor pararse un poco antes de decidir.
Beso meditado.

Campirela_ dijo...

Un bello cuadro , aunque traiga feos recuerdos tan bien los habrá bonitos y esos es lo más importante , para vender siempre hay tiempo ..las decisiones importantes de la vida hay que tomarlas con calma y serenidad , nunca desde el rencor o el malestar.
Un abrazo y feliz semana.

Dafne Sinedie dijo...

Ay, esas difíciles decisiones... que parece que tienen la balanza inclinada hacia una respuesta, pero al final nos decantamos por la contraria.
¡Besos jueveros, Carmen!

Ester dijo...

Los recuerdos se prenden en el estomago y te cambian las decisiones del cerebro. Muy buen final para un relato costumbrista. Abrazos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

A veces el rencor se apropia de nuestra vida y nos conduce a un perpetuo desencuentro, cuando nos demos cuenta que quizás no había razones lo suficientemente válidas como para mantener tanto tiempo la distancia, puede que sea demasiado tarde. Todo camino, incluso el del retorno, comienza con un primer paso. No esperemos que sea el otro quien lo de.
Excelente historia. Un abrazo

Tracy dijo...

La protagonista de tu historia hizo lo correcto, contra los recuerdo no se puede luchar es mejor dejarlos en su lugar y visitarlos de vez en cuando.

JLO dijo...

un relato agridulce... los recuerdos pueden ser así, bellos y tristes, alegres y melancólicos... me gustó tu cuadro porque uno se puede identificar fácilmente.... saludos...

javier miro dijo...

Muy bonito me hace acordar a otra obra de arte . La Macia de Joan Miro , me encantaria un dia conocerlas Un abrazo

Magade Qamar dijo...

Antes que nada, felicitarte pero tu obra, por ese cuadro que pese a traer en la historia un recuerdo como el que explayas, sus colores, esos tonos que parecen velarla con un tul, le dan el realce que precisa.

Un beso enorme.

sakkarah dijo...

Precioso relato...

Qué decisión tan difícil de tomar.

Creo que no la venderá, que podrán los sentimientos positivos...

Muchos besos.

Myriam dijo...

Volver a la casa de la infancia despierta,
sin lugar a dudas, infinitos recuerdos y emociones.

Creo que tu relato podría ser una buena introducción
a una novela. Me quedé con ganas de más.

Besos

Carmen Andújar dijo...

Gracias Mujer Virtual, Ester,Dafne, Campirela, Tracy, Fabián, JLO, Javier, Magade, Sakkarah, Magade y Myriam. Si, puede ser el principio de una novela, lo pensaré.
Un abrazo

Sylvia dijo...

Oh es verdad, a veces los lugares tienen esas sensaciones, querer aferrarnos a lo que es nuestro y que quisimos ser felices y repudiarlos porque alguien nos quitó esa felicidad allí.
Buen relato,
Bss ;)

Carmen Andújar dijo...

Gracias Sylvia, si eso pasa muchas veces, la mente entonces noes objetiva.
Un abrazo

Pepe dijo...

Veo que en los recuerdos de lo vivido en La Masía se mezclan los buenos momentos con aquellos no tan buenos. Tal vez no sea el momento de vender la casa aún, los buenos recuerdos influyen positivamente en su decisión de demorar la venta.
Gracias Carmen por sumarte a mi convocatoria.
Un fuerte abrazo.

Rhodea Blason dijo...

Cuando no se arreglan los problemas en el momento se convieryen en quistes que, en ocasiones, nos convierten en prisioneros en cárceles de rencor. Y cuando pasa el tiempo uno se da cuenta de que aquello que le hacía sufrir tal ven no era tanto o, simplemente, otra visión de las cosas.

Buen relato. Acorde con un cuadro hermoso. Felicidades

Saludos